Las amenazas de Cristina

Por Federico Tessore

Reportando desde Miami, Estados Unidos

A Cristina no la frena nadie. La Presidente es una máquina de tomar iniciativas y lanzar medidas. Es cierto que cada una de ellas y cada declaración es más irracional que la otra, pero el ritmo de anuncios es frenético.

Durante la última semana la Presidente no sólo atacó a los fondos buitre de provocar la suba del dólar blue, sino también se la agarró contra Estados Unidos y Alemania, dos de los países más poderosos y ricos del mundo.

Defendió el acuerdo con Irán, criticó a la comunidad judía y tuvo tiempo de publicar un informe especial pagado en el diario USA Today hablando sobre las maravillas de su Gobierno y de lo atractivo que es invertir en la Argentina.

Y por si esto fuese poco, sus funcionarios lanzaron una nueva medida que obliga a las compañías aéreas a informar al Gobierno en forma detallada sobre los pasajeros que entran y salen del país, incluyendo datos como el peso del equipaje o el número de asiento.

Este combo de acusaciones indiscriminadas y sin sentido, y cada vez más medidas para controlar y regular, hace pensar a muchos que Cristina está loca, que perdió la cordura y que no sabe lo que hace.

Uno de los asistentes a la Conferencia de Inversor Global que realizamos la semana pasada en el Sheraton de Colonia, a la que llamamos “Inversiones de Fin de Ciclo” y contó con la participación de 300 inversores de todo el país, se animó a hacerle esta pregunta al escritor y periodista Jorge Asís. A lo que éste respondió: “de fuentes muy cercanas al poder, muy cercanas, le puedo confirmar que Cristina no está loca ni mucho menos. Sólo está equivocada. Una persona loca no puede construir poder como lo hace ella. Pero sí, sin duda, está muy equivocada”.

La misma respuesta dio el prestigioso analista político Sergio Beresztein, que fue otro de los disertantes en la Conferencia: “Cristina no está loca ni enferma, sólo equivocada”.

Y ante esta realidad, todos nos preguntamos: ¿si no está loca, que está haciendo entonces? ¿Cuál es su plan? ¿Cómo planea seguir gobernando un año más con este nivel de irracionalidad?

Mi impresión es que Cristina tiene un plan relativamente pensado donde intenta no sólo amenazar a los argentinos sino también a todo el mundo desarrollado. Sus acciones y su discurso parecen decir algo similar a lo siguiente: “cuidado, que tengo todas las herramientas para convertir a la Argentina en una mezcla de Venezuela, Cuba e Irán. Y si mi presionan mucho, transformo al país en dos minutos en un aliado sudamericano del eje del mal, perjudicando a todo el mundo occidental y sometiendo a los argentinos de la misma manera que lo hacen los Gobiernos de Cuba y Venezuela”.

Si esto no es así, si suena muy irracional mi tesis, le hago algunas preguntas. ¿Para qué Cristina creó la nueva Ley de Abastecimiento que debilita en forma sustancial a la propiedad privada en la Argentina? Recuerde que el Gobierno de Cristina, con esta ley, puede confiscar, controlar, regular cualquier bien y servicio en nuestro país. Sus funcionarios dicen que crearon la Ley para no usarla… pero, ¿y si la usan?

¿Para qué Cristina quiere controlar todo el tráfico aéreo de la Argentina con 32 datos de cada pasajero que entra y sale del país con 72 horas de anticipación? Los funcionarios dicen que esto no se hace para controlar a nadie, que tiene fines migratorios y no impositivos. Entonces le pregunto: ¿qué pasa si los matones de Cristina empiezan a tomar acciones con las personas que entran y salen del país que no son del agrado del Gobierno?

¿Para qué Cristina se pelea con Estados Unidos y Alemania sin sentido? ¿Para qué Cristina insiste en el acuerdo con Irán o en tener “relaciones carnales” con Rusia y China?

¿No hay un mensaje muy claro en todas estas acciones? ¿No está amenazando Cristina a todos los argentinos y a todo el mundo sobre lo que podría hacer si en algún momento se le ocurre? ¿No nos está enseñando las herramientas que tiene a su disposición? ¿No está mostrando los dientes?

Porque es cierto que, por otro lado, su Gobierno no avanza al estilo venezolano o cubano sobre las libertades de todos los ciudadanos. Las tiene controladas, pero aún este control no es total. En el ámbito internacional, la Argentina aún no está 100% alineado con Irán o Rusia, pero está muy cerca. ¿Y si en algún momento decide dar un vuelco en el ámbito internacional y doméstico? ¿Si tiene las herramientas para hacerlo, por qué no hacerlo si la presionan?

Esa es la amenaza que Cristina nos está dando, ahora en forma cada vez más abierta. Usted puede elegir seguir tratándola de loca… pero cuidado que sus intensiones pueden ser más oscuras de lo que imagina, y el patrimonio de usted puede estar mucho más en riesgo de lo que proyecta.

Otra de las interesantes preguntas que surgió en la excitante Conferencia de la semana pasada, estuvo relacionada a si había alguna posibilidad de que Cristina se perpetúe en el poder. Es decir, que siga gobernando más allá de 2015 y si esto no era parte de la su amenaza también.

Todos los analistas que convocamos a la Conferencia dijeron que no, que todo hacía pensar que Cristina iba a terminar su gobierno a fin de 2015 y que algunos de los tres candidatos que lideran las encuestas hoy (Massa, Scioli y Macri) serían los próximos presidentes.

Un sólo analista dijo que había alguna posibilidad de que Cristina no termine su mandato, pero que eso se haría por vías constitucionales. Es decir, ella podría renunciar y se elegiría un sucesor temporario en el Congreso que gobernaría hasta las elecciones. Pero que ese escenario era de muy baja probabilidad, casi nula.

Un interesante planteo de uno de los asistentes quedó flotando en el salón donde brindábamos la Conferencia. Un señor decía: “¿qué pasa si Cristina fuerza tanto la situación, por ejemplo confiscando los granos del campo con la nueva Ley de Abastecimiento o cortando relaciones con Estados Unidos y Alemania, y genera tanto caos en el país que desemboca en una especie de autogolpe que implique la postergación de las elecciones en forma indefinida”?. El razonamiento generó risa en el auditorio, y el analista político descartó de cuajo este escenario.

Coincido en creer que un escenario así es muy poco probable en la Argentina. Creo que aún quedan fuerzas judiciales, políticas y sociales para impedir que algo así suceda. Pero viendo las acciones diarias del Gobierno de Cristina, sí pienso que están interesados en instalar esta amenaza o sospecha.

Tal vez sea una amenaza que nunca terminará convirtiéndose en realidad, esperemos, pero es probable que estemos ante una amenaza de que sea la única estrategia de Cristina para no tener que dejar el poder antes de que termine su mandado.

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore

Para Inversor Global Argentina

PD: Quería aprovechar esta oportunidad para recordarle de la sección de la Revista Inversor Global llamada “Historia de Inversión”. Sabemos que muchos de ustedes ya emprendieron este camino, y a mí me gustaría que nos comparta cuál ha sido su experiencia. Puede escribir un e-mail a labello@igdigital.com. Recibirá un regalo especial por acercarnos su historia.

PD 2: Puede seguir a Federico en su cuenta de Twitter en @fedetesso y en su página  de Facebook haciendo click 
aquí.

 

Comments 2

  1. Gabriela Diez
  2. nestor ruben castillo

Deja tu respuesta