La expectativa se mantiene entre los mercados por el futuro de Escocia

La expectativa se mantiene entre los mercados por el futuro de Escocia

La participación de la población escocesa fue masiva. Desde las 9 de la mañana hora local, las personas se dirigieron a los puntos de votación para dar el “sí” a la independencia o el “no” para mantenerse unidos a Gran Bretaña.

Las últimas encuestas antes del referéndum daban una leve ventaja al “no”, mientras que los mercados y las monedas se movían al conocer cómo se desarrollaba la elección en el país europeo.

Por ejemplo, la suba de la Bolsa de Londres fue de 0,57%, lo cual fue visto como positivo. Esto, debido a la confianza que tenían los mercados de que el voto por el “no” iba a prevalecer.

Por otro lado, la Bolsa en España subió 0,77% durante el transcurso del día, acercándose a los 11.000 puntos, pero más que todo por la inyección de liquidez que realizó el Banco Central Europeo (BCE) al sistema financiero para impulsar los créditos a empresas y a los hogares.

La libra esterlina también se movió al alza, la divisa considerada como un indicador más que permite conocer qué tal están los ánimos frente al referéndum y la amenaza que significaría la independencia para el sistema financiero del Reino Unido. La moneda se apreció 0,6%, para alcanzar los 1,6376 dólares.

Voces a favor y en contra

De acuerdo con un artículo de la agencia de noticias Reuters, los que se oponen a la independencia dicen que la desaceleración económica podría ser más pronunciada, mientras que los promotores de la escisión consideran que esos argumentos son alarmistas y que la sociedad logrará ser más justa y con mejores posibilidades de cooperación económica con Londres.

Reino Unido es en la actualidad la sexta mayor economía del mundo, además de ser miembro permanente con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En este sentido, Buenos Aires Herald citó a un economista que señaló que el déficit presupuestario de Escocia sería mucho más amplio en comparación con el Reino Unido, algo que se presentaría como un obstáculo para el avance del país por fuera de la unión.

Pero, de forma contraria, otro experto indicó que las finanzas públicas de Escocia son más sólidas que las de Gran Bretaña, algo en que los funcionarios públicos locales tendrán que trabajar para que, sea cual sea el estado de salud de sus arcas, se pueda avanzar como un país que puede sostenerse por sí mismo.

La conclusión es que hasta el momento la incertidumbre está presente en todos los ámbitos y no será sino hasta mañana que se conozca cuál será el futuro que enfrentarán tanto el Reino Unido como Escocia.

No olvide que Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter, sólo haga click aquí.

Deja tu respuesta