Espero que esta vez me haga caso

Diego Martínez Burzaco

Recientemente he finalizado una comunicación con el editor de Inversor Global España, Alberto Redondo. Allí en el Viejo Continente se palpita la misma ansiedad que en nuestras oficinas de Buenos Aires.

Algo similar me comentaba el editor general de Inversor Global Chile, Felipe Ramírez, sobre las sensaciones que tienen muchos suscriptores del otro lado de la Cordillera.

Y no es para menos.

Estamos a dos días de nuestra Conferencia Anual de Inversiones que celebraremos en Colonia, Uruguay. Se trata nuestro segundo evento anual consecutivo y le puedo asegurar que será muy superador a la primera edición.

La agenda es prometedora, con expositores de gran nivel y trayectoria tanto en el ámbito doméstico como internacional. La temática general es “Oportunidades de fin de ciclo”, título que envuelve numerosas interpretaciones.

En el aspecto económico, para Latinoamérica se presenta el desafío de cómo seguir creciendo en un escenario de corrección en el precio de las commodities, como son el cobre, la soja y el petróleo.

En los países desarrollados, se vislumbra el fin de ciclo para el dinero “gratis” de la Reserva Federal, mientras que el Banco Central Europeo parece adoptar un camino divergente.

Finalmente no podemos obviar los procesos electorales que se vienen. En Brasil en breve (5 de octubre), en la Argentina en 2015 y en Estados Unidos en 2016.

Muchos eventos, muchas probabilidades y muchos cambio de escenarios a la vista.

En el medio, usted, yo y el resto. Todos con el traje de inversores.

¿Qué hacer? ¿Cómo moverse con esta incertidumbre? ¿Cómo internalizar la información, anticiparse y tomar decisiones de inversión?

De esto se trata nuestra Conferencia Anual. De resolver estas encrucijadas y entender cómo sacar provecho de las mismas cuando la gran mayoría se queda paralizada ante la magnitud de los cambios que podrían suscitarse.

Pero déjeme advertirle que este evento es muy distinto a cualquiera que haya ido anteriormente. Porque aquí no sólo se viene a escuchar a los oradores, sino que la relación expositor-oyente trasciende más allá de estos límites.

Usted estará en condiciones de hablar cara a cara con los expertos que asistirán a la cita, con el resto de los asistentes y, por supuesto, con gran parte del equipo de Inversor Global.

Tres días intensos hablando de inversiones, compartiendo experiencias propias y ajenas y llevándose valiosa y trascendental información de cara al futuro.

Eso es lo que yo llamo un networking de valor agregado.

Y de esta manera es que se cocinan los grandes negocios y las oportunidades que no se pueden dejar pasar.

Si no me cree, déjeme contarle una parte de lo que ocurrió exactamente hace un año atrás, en nuestra primera Conferencia de Inversiones.

El negocio que se perdió…

Si usted estuvo presente el año pasado, omita el título anterior. Seguramente ha disfrutado, y mucho, la performance de las inversiones que presenté en Colonia en 2013.

Pero si estuvo ausente, déjeme hacerle un breve resumen de lo ocurrido en ese entonces.

Así comenzaba la historia:

Hoy el rally que tuvieron los activos argentinos en los últimos 12 meses es casi una obviedad. Aun cuando la economía está más vulnerable que nunca y los problemas estructurales limitan la capacidad de acción, el mercado se anticipó a un cambio de tendencia.

Sin embargo, hace 1 año atrás esa gran apreciación de los precios no era fácil de detectar.

Recuerdo que hablar de Argentina era una mala palabra. Con un riesgo país por encima de los 1.100 puntos básicos, sin acceso a los mercados, con caída de reservas internacionales y con una inflación creciente.

Era totalmente la situación opuesta al resto de los países latinoamericanos, exceptuando Venezuela.

¿Y por qué entonces recomendé invertir en activos argentinos?

Precisamente porque de eso se trata la columna vertebral de nuestra Conferencia. Brindarle ideas de inversión innovadoras, que nadie ve ni anticipa.

Por ese entonces sentí que gran parte de las noticias negativas que estaban por venir para el país ya estaban incorporadas en los precios de los activos, los cuales aparecían ridículamente baratos.

Por suerte, no me equivoqué. Y los resultados están a la vista:

Las tres acciones que ocuparon gran parte de mi exposición tuvieron un rendimiento en dólares de 42%, 80% y 100% respectivamente. Ellas son Cresud, IRSA y Banco Francés.

Estos rendimientos batieron cualquier índice bursátil del mundo.

Y para dentro de dos días tengo preparado algo realmente sorprendente.

Espero verte ahí y que tomes nota sobre lo que voy a hablar.

A su lado en los mercados.

Diego Martínez Burzaco

Para Inversor Global.

P.D: Si quiere continuar intercambiando opiniones, estrategias de inversión o visiones de las bolsas, lo invito a seguirme en Twitter: @diegomb80.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Vignols) 368 DopscH (Alfons)”Sometimes people forget to ask themselves: ‘Is this message true.toms wedges
Mr Porter had a six year old daughter and was believed to have been carrying out a stunt that a friend was going to film to generate publicity for himself.michael kors outlet

Aguilera says the electro sound that dominates the album was inspired by “play” with her son and a desire to go beyond her reputation as a once in a generation singing voice.mulberry handbags uk

hero in the sport is my dad Darren and my uncle Dean, Jordan said.escarpins louboutin

Quel parcours vous a amenés à construire la marque et à la porter.hogan outlet online

What they said

“Our team should have performed better, although the players did their best.mcm sale
mcm duffle bag

Deja tu respuesta