El Financial Times advierte sobre el deterioro de la política económica argentina

financial times y la inflacion en argentina

Una mancha más no le hace nada al tigre, ¿o sí? Un nuevo artículo de Financial Times se suma a la incalculable cantidad de notas que se publicaron en el último tiempo y que arrementen contra la gestión económica del país. Sin embargo, ésta en particular hace referencia a una característica de la situación argentina que en las otras no se hacía: el relato y la estrategia.

Según este artículo, que firman Benedict Mander y John Paul Rathbone, “la batalla de Argentina con los acreedores de bonos está adquiriendo dimensiones cada vez más amplias tras la solicitud de apoyo a la ONU formulada por la presidente Cristina Fernández luego de reunirse con el multimillonario George Soros y el Papa Francisco”.

En esta línea, los periodistas citan a Daniel Kerner, analista de Eurasia Group que afirma que es probable que la dirección general de la política económica continúe deteriorándose debido a que el gobierno carece de un plan coherente para hacer frente a distorsiones macroeconómicas cada vez peores”.

Y destaca que: “los analistas temen que Buenos Aires no cuente con una estrategia para resolver los problemas económicos que la acucian cada vez más a nivel local, y simplemente trastabille de un problema a otro”.

Luego de una breve descripción de la situación de la Argentina con los holdouts, se focaliza en lo que terminará siendo la idea central del artículo, la dirección general de la política, el discurso y la falta de estrategia: “Fernández trató de desligarse de la culpa de los problemas, disparando una serie de tweets. Al salir de Buenos Aires para ver al Papa Francisco en Roma la semana pasada, arremetió contra los ‘fondos buitres locales‘ por su ‘ataque permanente‘ contra el país”.

Pero además, la publicación señala la mala decisión de haber acusado al jefe de la diplomacia de Washington en Buenos Aires de “interferir junto con empresas como American Airlines y el ex secretario de Estado estadounidense Madeleine Albright, cuya consultora está asesorando a los holdouts”.

Resaltando que la dirección argentina no hace más que echar culpas a terceros, los autores detallan que el Gobierno la semana pasada acusó a la presentación sobre Kevin Sullivan, encargado de negocios de Estados Unidos, después de que declarara al diario Clarín que era “importante que la Argentina salga del default”.

Y más allá de que los dirigentes se encarguen incansablemente de adjudicar los fracasos económicos a agentes externos, Mander y Rathbone sentencian que la economía local está empeorando, con previsiones de consenso que predicen una contracción del 1,5% este año, mientras que el 40% de la inflación está impulsando la fuga de capitales. El peso del mercado negro cayó al 15 por dólar, en comparación con 10 a principios del año.

Y concluyen: “los analistas advierten que la situación puede empeorar a medida que el precio de las exportaciones de soja y trigo argentinos se debilite”.

Si desea seguir las opiniones de los medios internacionales así como también las noticias sobre la economía argentina, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos Federico Tessore y Diego Martínez Burzaco, le compartirán tips para sortear la inflación en Argentina. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta