Apple y Google en la búsqueda de pequeños genios

La búsqueda de jóvenes talentos es una práctica que las empresas vienen desarrollando hace ya un tiempo. Y esta tendencia se nota especialmente en el mercado tecnológico, donde empresas como Apple y Google invierten cada vez más sus recursos en encontrar adolescentes prodigios.

A la competencia por el dominio del negocio de los teléfonos inteligentes, ahora los gigantes se la tecnología suman la rivalidad por encontrar pequeños genios del software, incluso de 13 años, que desarrollen apps para sus dispositivos móviles.

Bajo este objetivo, y para atraer a los más pequeños, ambas compañías revisaron sus políticas de participación en las conferencias anuales de desarrolladores. Así, en 2012, Apple bajó de 18 a 13 años la edad mínima para participar en su eventos y ofreció la oportunidad de que los menores recibieran becas que los eximieran del pago de inscripción de 1.600 dólares.

En tanto, Google inició en junio su propio programa para jóvenes y recibió en su última conferencia a 200 chicos de entre 11 y 15 años para enseñarles las herramientas básicas de los desarrolladores.

“Si uno empieza joven, tiene una ventaja frente a la gente que empieza a los 20 años” , dijo Grant Goodman, de 14 años, al diario The Wall Street Journal. “El cerebro tiene más plasticidad cuando uno está más joven”, agregó.

El niño, oriundo de Nueva York, ya desarrolló dos aplicaciones para Apple y va por la tercera: un juego llamado “iTap That”.

La búsqueda de jóvenes prodigios mueve un mercado millonario. El año pasado Google pagó a los desarrolladores de aplicaciones más de 5.000 millones de dólares, mientras Apple gastó alrededor de 10.000 millones de dólares durante el mismo periodo, según los datos aportados por el artículo.


Un referente para los pequeños genios

Nick D’Aloisio es un héroe para cualquiera  de estos niños genio. Con 18 años, Nick vendió el año pasado a Yahoo una aplicación para resumir noticias, Summly, por 30 millones de dólares. Y en la conferencia que Apple ofreció en junio, ganó un premio por el diseño de otra de sus creaciones.

El joven geek creó una app para resolver sus tareas escolares. Comenzó programando juegos sencillos y pasó a softwares más complejos, hasta que pronto creó su tecnología de resúmenes, lo que fue el germen de Summly.  La aplicación tuvo mucho éxito, e incluso antes de que Yahoo la comprara, alcanzó el millón de usuarios.

Si desea recibir información sobre los negocios más rentables, recuerde que puede suscribirse al newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un clik aquí.

 

Deja tu respuesta