Tras reducir el retorno de las Lebac, los bancos prestarán a tasas de hasta el 58%

saber invertir en bancos

Ayer, el Banco Central de la República Argentina decidió reducir un punto porcentual las tasas de las Lebac a 98 y 119 días, que en el primer caso pasarán de 26,80% a 25,86% y en el segundo de 27,01% a 26,08%. Esta decisión, que significará una reducción de 100 puntos básicos o un punto porcentual respecto de la licitación del martes, reducirá automáticamente, a partir del mes que viene, los costos de los préstamos personales, prendarios y de tarjetas de crédito que dan las entidades financieras a individuos.

Como el tope de las tasas de interés de estos productos está determinado por el retorno de las Lebac, ahora las entidades bancarias deberán prestar hasta tasas del 58%. Según se publicó en un artículo de Ámbito.com, los bancos más grandes deberán colocar sus créditos para autos a tasas nominales de hasta un máximo del 32,5% anual, sus préstamos personales al 37,9% anual, y los de tarjetas al 47% anual; los más chicos, en tanto, lo deberán hacer al 36,5%, un 47,4% y el 58% anual, respectivamente. 

La baja de tasas es otra fuerza que empuja hacia arriba el precio del dólar: reanima el consumo a cambio de convertir a la moneda estadounidense en una mejor alternativa de ahorro que invertir los pesos en una Lebac. Sólo en estos dos días, la divisa se encareció en todas sus expresiones: el “blue” roza ahora los 13 pesos; el dólar “Bolsa” trepó a los 12,70 pesos; y el “contado con liqui” a los 11 pesos.

Sin embargo, para tomar las mejores decisiones de inversión, deberá consultar la mejor y más actualizada información. En un contexto de default, saber invertir es la clave del éxito.

Según la disposición del Central, los bancos grandes no pueden cobrar por sus préstamos prendarios una tasa que supere en más de un 25% a esta tasa de referencia, lo que daría a partir de septiembre un costo nominal del 32,5% anual, más el IVA y otros cargos que conforman el Costo Financiero Total (CFT). Tampoco pueden percibir por sus préstamos personales una tasa mayor al 20% del retorno de estas Lebac, lo cual deja ese límite en el 37,9% más impuestos y otros cargos.

Este tope termina por afectar del mismo modo a los costos de financiamiento que cobran los bancos por sus tarjetas de crédito, porque la normativa evita que éstos superen en más de un 25% el promedio de tasas que hayan cobrado por préstamos personales. El nuevo límite para estos plásticos quedará fijado, de este modo, en un rango de entre el 49% y el 60% anual, según la entidad.

Los bancos más chicos cuentan con límites levemente más laxos. No pueden cobrar por prendarios y personales costos que superen en un 40% y 80% las tasas de Lebac, lo cual les deja tasas nominales del 36,5% y del 47,2%, respectivamente.

En las cifras del Banco Central se percibe que, desde mitad de junio hasta hoy, el crecimiento de los préstamos personales se desaceleró del 1% al 0,1% mensual; y el de los prendarios y tarjetas, en cambio, ya no existe, dado que cayeron en los últimos 30 días un 0,5% y un 4%, respectivamente.

Si desea recibir un informe detallado sobre si le conviene o no tomar préstamos bancarios y a qué tasa, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos Federico Tessore y Diego Martínez Burzaco, le compartirán sus mejores secretos para saber invertir. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta