Multimillonarios alemanes, ¿los más discretos del mundo?

 negocios más rentables

Alemania no sólo es una de las economías más fuertes de la comunidad europea, es uno de los países que mayor cantidad de multimillonarios concentran en el mundo entero. Con de una población de 81 millones de habitantes, la potencia europea cuenta con casi 18 mil de súper ricos entre sus ciudadanos, según datos del ranking mundial realizado en 2013 por UBS Y Wealth-X.

Pero estos millonarios comparten una particularidad: no son ostentosos ni escandalosos, sino todo lo contrario: prefieren la discreción y mantener el perfil bajo ante todo. Si no lo cree, lea los siguientes casos que publicó el portal BBC Mundo:

Karl Albrecht, una leyenda

Karl  creó juanto a su hermano Theo el imperio Aldi, una de las cadenas de supermercados más grandes del mundo.

Con un estilo de vida muy reservado, poco se conoció de su vida, hábitos y pensamientos. De hecho, cuando murió no hubo ningún anuncio al respecto y una semana después se supo que le habían hecho un pequeño funeral muy privado.

Para escribir su obituario, los medios contaron con muy poca información y sólo pudieron encontrar dos declaraciones que el magnate había hecho en1 953 y 1971. Y así, ante una personalidad reservada y poco conversadora, nació una leyenda.

Pero ¿cómo lograron su fortuna? Una vez terminada la guerra, los hermanos se hicieron cargo de la tienda, que pertenecía a su madre, y a partir de ese momento comenzaron a formar su imperio.

BBC Mundo cuenta que redujeron al mínimo los costos, y en vez de gastar dinero en publicidad, confiaron en la reputación de ofrecer precios bajos. La estrategia era vender lo que se vendía más rápido, y empezaron así con sólo 300 productos. Incluso, antiguos empleados de la tienda contaron que los hermanos Albrecht llevaban las cuentas del negocio usando viejos lápices.

Hoy en día, los supermercados Aldi siguen manteniendo su frugalidad y no cuentan con extravagantes estanterías repletas de productos. Tan sólo ofrecen alrededor de 2.000 productos, en contraposición con los 45.000 que se encuentran en otras grandes cadenas.


Dieter Schwarz, un culto al anonimato

Competidor de Albrecht, Schwarz es el dueño de la cadena de supermercados Lidl. Actualmente es el hombre más rico de Alemania y su fortuna de 21 billones de dólares lo pone dentro de las 30 personas más ricas del mundo según la revista Forbes.

El empresario supo hacer de la discreción un modelo de vida. Desconocido por la prensa, poco se sabe de él y sólo existen dos fotos suyas.

Schwarz se retiró de las operaciones del negocio hace ya varios años y se dedica desde el anonimato a mover los hilos como consejero de la compañía.

 

La familia Quandt, dueña de BMW

Otro caso curioso para ser mencionado es el de esta familia, creadora de una de las marcas de automóviles más caras y lujosas del mundo.

Susanne Klatten, hija del fundador de la empresa Herbert Quandt, tiene el 12,5% de BMW y está en el puesto número 46 de las personas más ricas del mundo según Forbes. Sin embargo, también opta por un perfil bajo.

Según cuenta BBC Mundo, Susanne solía usar un nombre falso, que reveló a su actual marido recién cuando la relación se consolidó.

Para conocer cómo estos y otros millonarios piensan y lograron convertir sus ideas en los negocios más rentables del mundo, puede suscribirse al newsletter de inversiones de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, puede perdirlo gratis aquí.

 

Deja tu respuesta