La novela buitre llegó a La Haya: la Argentina demandó a Estados Unidos

Nada termina hasta que termina, y la pelea de la Argentina con los fondos buitre es un ejemplo de esto. Ahora, una semana después de la Argentina entrara en default, el contraataque del país será por vía judicial, pero en una instancia superadora de la del Juez Griesa: formalizó hoy una demanda contra los Estados Unidos en la Corte Internacional de Justicia de la Haya, por considerar que las decisiones adoptadas por los tribunales estadounidenses en el conflicto por la deuda con los fondos buitre violan su inmunidad soberana.

 “La responsabilidad internacional de los Estados Unidos por la violación de las obligaciones mencionadas surge, principalmente, de la acción de uno de sus órganos, el Poder Judicial”, explica el texto.

 En un comunicado de presa difundido hoy, la Corte resumió: “La Argentina sostiene que los Estados Unidos realizaron violaciones de la soberanía argentina y otras ilegalidades como resultados de las decisiones judiciales adoptadas por los tribunales estadounidenses en relación a la reestructuración de la deuda pública”.

 La Corte Internacional giró ahora la presentación al gobierno de los Estados Unidos, que deberá aceptar la jurisdicción del tribunal para que haya un caso. “No se va a tomar ninguna acción en el proceso hasta tanto los Estados Unidos acepten la jurisdicción de este tribunal”, alertaron. 

Un comunicado emitido por la Cancillería aclaró que en el caso de que los Estados Unidos no aceptaran la competencia de la Corte, la Argentina entiende que “ese país está en la obligación de indicar un medio de solución pacífica alternativo” para resolver la controversia, según lo establecen la Carta de la ONU, la de la OEA y del derecho internacional general

La Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas y el único que no está localizado en Nueva York. El organismo, que nació en junio de 1945 y comenzó sus actividades en abril de 1946, está compuesta por 15 jueces elegidos por períodos de nueve años por la Asamblea General de Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad. Su rol es establecer, de acuerdo a la ley internacional, su posición frente a disputas legales presentadas por Estados.

Deja tu respuesta