Kicillof, camino a ser el peor ministro de Economía de la historia

Por Federico Tessore

Parece que a Kicillof le gustan los retos. Imagino pocos desafíos más difíciles que el de convertirse en el peor ministro de Economía de la historia argentina. La competencia es muy variada y fuerte, pero el ministro Kicillof en sólo nueve meses está haciendo milagros.

Y eso no es todo. ¿Imagina lo que puede lograr el ministro si logra permanecer en el Gobierno durante los 15 meses que le restan a la presidencia de Cristina? Tenga fe en Kicillof, tiene toda la capacidad y coraje para convertirse en el peor de la historia…

¿Cómo puede ser que un ministro con tan malos resultados no haya renunciado aún?

Bueno, primero y principal porque parece que logró seducir a la mujer más importante de la Argentina. Si no me cree mire esta foto:

Pero eso no es todo, el ministro seduce a miles de argentinas más. Si no me cree, mire esta otra imagen…

Las evidencias fotográficas son contundentes. El ministro Kicillof sabe cómo conquistar a las mujeres. Ahora, ¿le alcanzará esta habilidad para continuar al mando de la economía del país durante quince meses más?

Es complicada la respuesta, porque ocultar el desastre que está provocando sobre la economía argentina no será fácil. Mire el resumen de los resultados de su gestión que comenzó el 18 de noviembre de 2013:

  • El peso se devaluó un 40% desde que asumió. El oficial paso de $ 6 a $ 8,44 y el paralelo de $ 9,93 a 13,75 pesos por dólar.
  • Las reservas bajaron 6%: de US$ 30.680 millones a unos US$ 28.900 millones.
  • La emisión de pesos sin respaldo aumentó 36%, de $ 154.000 millones a $ 210.000 millones.
  • La deuda del Banco Central creció un 70%, llegando a los $ 216.000 millones.
  • La deuda pública aumentó de US$ 202.00 millones a US$ 228.000 millones.
  • La economía crecía a un ritmo del 3,2% anual en noviembre pasado, mientras que hoy se contrae a un ritmo del 0,6% anual.
  • Las exportaciones en noviembre de 2013 habían bajado un 0,5%. En julio de este año bajaron un 9%.
  • Las importaciones subieron 1,4% en noviembre del año pasado, pero bajaron un 16% en julio de este año.
  • Se cerraron 300.000 cuentas sueldo entre noviembre de 2013 y marzo de 2014.
  • El consumo en supermercados caía un 4,2% en noviembre, mientras que hoy es 10%.
  • El déficit fiscal saltó del 1% del PBI en noviembre de 2013 a 10% del PBI en junio de 2014.
  • El gasto público crecía a un ritmo del 36% anual en noviembre. Hoy lo hace a un ritmo de 56%.
  • La inflación estaba en el 26% anual en noviembre y hoy está en el 40% anual.
  • El saldo del comercio internacional durante el primer semestre de 2014 fue de solo US$ 3.600 millones, un 30% menos que el año pasado y el más bajo desde el fin de la convertibilidad.
  • La Argentina nuevamente en default luego de fracasar en las negociaciones con el juez Griesa.

El poder de destrucción que tiene este señor es asombroso. Sí, ya sé, muchos estarán buscando culpables externos de este desastre. Hay muchos candidatos, desde los fondos buitre a Cavallo y López Murphy, el neoliberalismo o Bush. Pero lamento decirle que esta vez el único que provocó esta catástrofe fue el ministro Kicillof y todo su equipo, que no solo seducen mujeres, sino que también se las arreglan para cometer un error tras otro a la hora de llevar adelante nuestra economía.

¿Qué hubiera pasado si el juez Griesa hubiese sido un juez mujer?

La verdad no lo sé. Tal vez la Argentina no hubiese terminado en default…, pero dejemos la imaginación para los escritores de ficción y volvamos a nuestra realidad. Lo concreto es que estamos en default: la economía está en recesión y gasta muchísimo más de lo que genera. Nadie confía en nuestro país, ni los mismos argentinos, mucho menos el mundo. Y además la inflación no deja de crecer.

¿Cómo va a terminar la aventura del joven Axel?

Es difícil saberlo. Lo que sí le puedo asegurar es que esto no va a tener un buen final. Cuando asumió en noviembre del año pasado escribíamos una nota que titulamos “¿Cuánto tardará Kicillof en renunciar?”. En esta nota -que puede releer haciendo click en el título- decíamos que era imposible que las ideas del ministro tuvieran éxito. Decíamos que lo único que podía hacer el flamante funcionario era destruir, aún más, la economía. Y no nos equivocamos…

Nueve meses después sabemos que todo ocurrió como esperábamos y no tenga duda de que si tiene que proyectar los próximos meses, todo seguirá deteriorándose de la misma manera. Si esto pasa todos los argentinos, sin excepción, estaremos mucho peor.

La única manera que se me ocurre de evitar que Kicillof logre su objetivo de ser el peor ministro de Economía de la historia es forzando su renuncia. ¿Cómo se puede lograr eso?

Simple. Tiene que haber consenso de todos los sectores en cuanto a que la Argentina no merece más un ministro como el que tenemos. Podemos y debemos tener una persona más cuerda en ese cargo. Ahora, ¿cómo sacarlo si Cristina sigue enamorado de su funcionario?

Dos ideas. La primera es que el poder legislativo actúe de una vez por todas. El Congreso Nacional podría exigir la renuncia del ministro de Economía en forma inmediata. Los legisladores no solo deberían rechazar el alocado proyecto de ley de cambio de jurisdicción de la deuda que les envió Cristina, sino también deberían pedir la renuncia inmediata del ministro. Sí, ya todos sabemos que es complicado que ocurra esto -los legisladores hoy son un apéndice de Cristina- pero nada es imposible…

Pero si este camino falla hay otro. Todos los sectores económicos de la Argentina podrían pedirle la renuncia en forma unánime. ¿Le parece que esto no será suficiente para lograrlo? Pero cuidado, yo estoy hablando de hacer algo bien organizado. Le hago una pregunta, ¿puede un ministro de economía aguantar un paro de actividades indeterminado de todos los sectores de la Argentina?

Me refiero al sector agropecuario, industrial, de servicios, empresarios y trabajadores todos unidos en pos de un solo objetivo. Imagine si todos los bancos, comercios, industrias y productores agropecuarios de la Argentina dejan de trabajar hasta que el ministro, que nos está llevando al desastre, renuncie. ¿Puede soportar un Gobierno esta presión?

Yo creo que no. Pero no me insulte, ya sé lo que está pensando. Ya sé que todo esto es un tanto utópico en una Argentina crispada y violenta donde todos desconfiamos de todos. Puede que tenga razón. Entonces le tengo una mala noticia, me temo que el ministro sí va a lograr su objetivo de convertirse en el peor de la historia argentina. Tengamos paciencia y sólo démosle un poco más de tiempo…

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore

Para Inversor Global Argentina

PD: Puede seguir a Federico en su cuenta de Twitter en @fedetesso y en su página  de Facebook haciendo click aquí.

 

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;This helps keep the reader motivated and feeling less pessimisticAfter all, Spieth said he can’t count high enough to determine how much money he’s taken from the Cowboy quarterback on Dallas golf courses during friendly matches.toms sale
In buying Coach products online, you need to be sure that it is authentic.timberland ladies boots
Gill, vice chairman of England Football Association, which voiced its support for Blatter opposition in last week election, said he welcomed Blatter resignation as major step forward for FIFA on the road to proper reform.mulberry handbags uk

Morneau wasn’t discouraged.prada purse
The 5 HT1A antagonist/weak partial agonist pindolol has been used, with mixed success, to augment and reduce the latency of response to selective serotonergic reuptake inhibitors in the treatment of depression (reviewed in Martinez et al, 2000).mcm handbags
I have to keep staying aggressive when I get out there.mulberry handbags uk

Comments 14

  1. Quique
  2. Mario
  3. Rosana Langone
  4. Leonardo Cesar Carrier
    • Pablo Cosentino
      • Federico Tessore Federico Tessore
        • Leonardo Cesar Carrier
          • Federico Tessore Federico Tessore
          • Leonardo Cesar Carrier
  5. Jorge
  6. Frederick Viana

Deja tu respuesta