Griesa hablará con la Argentina sobre el default

Griesa, el default y la administración financiera

El conflicto de la Argentina con los fondos buitre ya parece “La historia sin fin”. Nuevamente, el juez estadounidense, Thomas Griesa, citó para hoy a las 11 a los representantes de los holdouts y los abogados que representan al país a una audiencia en Nueva York en la que se hablará del default según indica la resolución que lleva la firma de Griesa.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, señaló ayer por la tarde  que “todavía no hemos estudiado de qué se trata la audiencia de mañana y a quiénes citó”, pero “en principio nosotros tenemos abogados en EEUU que van a estar presentes”,  señaló la Agencia Telam.

En la rueda de prensa, que se extendió por espacio de una hora y en la que estuvo acompañado por el viceministro Emanuel Alvarez Agis; el secretario de Finanzas, Pablo López; y el secretario de Legal y Técnica, Federico Teha; Kicillof dijo además, que el gobierno argentino está dispuesto a seguir dialogando con el juez de Nueva York, Thomas Griesa, y con todos los involucrados en el caso.

Griesa, bajo una novedosa presión, tendrá entre manos varios temas pendientes. El juez debe decidir el destino de los pagos de la deuda que procesan las casas de clearing europeas, Euroclear y Clearstream, y el banco de inversión JP Morgan y, además, el pedido de un grupo de bonistas europeos, Euro Bondholders, para que dicte una medida cautelar y ponga en suspenso su fallo, y ponga punto final al default y descomprima las negociaciones entre la Argentina y los holdouts.

La audiencia será la más importante desde que la Corte Suprema de Estados Unidos decidió mantenerse al margen de la pelea de la pelea entre la Argentina y los llamados fondos buitre, NML y Aurelius, que obtuvieron un fallo favorable de Griesa para cobrar unos 1500 millones de dólares por bonos impagos desde 2001.

La Argentina llegará en una situación de default selectivo, según Standard & Poor’s, o “default parcial, según Fitch Ratings, que ayer cambió la nota del país. Fitch dijo que la economía sufrirá por la incertidumbre y la volatilidad.

La tercera calificadora, Moody’s, que ya tenía a la Argentina en default, simplemente ratificó la nota y bajó la perspectiva de largo plazo a “negativa”. Moody’s dijo que el “no pago” del vencimiento del 30 de julio era un default.

Todos emitieron su opinión sobre la situación del país en la causa Buitre, sin embargo, todavía falta uno de los actores más importantes: Griesa. El juez estadounidense emitirá hoy su opinión, y es lo único que importa.

Si quiere seguir de cerca la audiencia, así como también otros temas de administración financiera, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos le confiarán los mejores secretos de inversión. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta