Axel Kicillof explicó el proyecto de ley: “No es cambio de jurisdicción”

Luego de que anoche la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner usara la cadena nacional en pleno prime time televisivo para anunciar que el Congreso tratará un proyecto de ley para cambiar el lugar del pago de deuda a los bonistas, más dudas y certezas quedaron en el aire. Con el objetivo de intentar disipar las primeras, esta mañana el ministro de Economía, Axel Kicillof, junto con el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zanini, realizaron una conferencia de prensa.

Fiel a su estilo catedrático, Kicillof hizo un repaso por las circunstancias que llevaron a la Argentina al default ( o como él mismo prefiere llamarlo, “GrieFault”) y se mostró categórico al definir el proyecto de ley anunciado anoche: “No es centralmente un cambio de juridicción, es una modalidad para asegurar que Argentina cumpla con sus compromisos”, aclaró.

El ministro de Economía no ahorró críticas para el juez Griesa. Reiteró que la sentencia del magistrado norteamericano, que obliga a pagar a los fondos buitre unos 1600 millones de dólares, “es de imposible cumplimiento” y señaló: “No sabemos qué va a haber el juez Griesa, porque en lugar de resolver y permitir el pago quiere obligarnos a pagar a los buitres”.

Como una bola de nieve

Kicillof quiso dejar claro que la situación que vive por estos días en el mercado internacional, se originó antes de la llegada del kirchnerismo al poder. “Son todos problemas heredados de los 90”, remarcó y defendió la política de la administración oficial y los canjes de 2005 y 2010. Aseguró que antes del gobierno de Néstor Kirchner el problema de la deuda “era una bola de nieve imparable” y que, tras el primer canje, la situación se convirtió “en una bolita de nieve manejeable”.

En su discurso, también quiso que no quedaran dudas de que la Argentina tiene voluntad de pago e incluso aseguró que el país cumplirá con su próximo vencimiento de deuda, por el que el 30 de septiembre deberá desembolsar 200 millones de dólares.  “La Argentina va a pagar. No va al default“, subrayó.

“Ante la envergadura de las dificultades que ha planteado el juez (Thomas) Griesa y el sistema judicial norteamericano en cuanto al cobro, no al pago, de parte de los servicios, es razonable que sea el propio Congreso quien tenga esta solución que estamos planteando”, explicó.

Deja tu respuesta