Saber invertir: los bonos indexados a la inflación perdieron todo su atractivo

Invertir mejor sin los bonos CER

Hoy, el INDEC dará a conocer la inflación de junio, y en el mercado apuestan a que se ubicará por debajo del 1,5%. Si se cumpliera el prónóstico, estaría entre los índices de precios más bajos difundidos por el organismo desde que Axel Kicillof tomó la posta del ministerio de Economía.

Por esta razón, los bonos indexados a la inflación se quedan sin su atractivo principal. Si bien sucedía desde abril pasado, cuando la diferencia entre la inflación calculada por el INDEC y la computada por consultoras privadas volvió a ampliarse, ahora se trata de una consecuencia más definitiva.

En ese entonces, el mercado empezó vendiendo los títulos para capitalizar la suba que gozaron tras la aparente normalización de la inflación oficial y luego por la nueva pérdida de credibilidad. Sin embargo, los bonos largos fueron menos castigados que los de corto plazo a la espera que un nuevo gobierno sincere las estadísticas oficiales.

Pero, para los próximos meses se espera que el índice de inflación oficial se mantenga en descenso, por lo que estos títulos pierden su atractivo también a mediano plazo. Aún cuando la inflación siga en aumento, se espera que el dato oficial siga estando por debajo del promedio que calcula el mercado, realidad que desalienta a los inversores para apostar por estos papeles.

Es por eso que, para invertir mejor, la lógica es que se empiecen a mirar nuevamente los bonos dolarizados. El repunte del blue de ayer podría estar marcando un punto de inflexión para la caída del tipo de cambio que se produjo en el mercado informal prácticamente desde principios de febrero.

En marzo sucedió lo mismo: el mercado esperaba un índice superior al de enero en el segundo mes del año, tras conocerse el IPC Congreso y el IPCBA, y los bonos bajaron hasta un 4% y eso que venían de subir hasta un 40% en un mes por el sinceramiento de las estadísticas.

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, explicó que hoy no ve atractivos a los bonos con CER, “en absoluto”. Y agregó: “no solo porque la inflación por la que ajusta es irreal, sino porque hay una devaluación en puerta que va a venir. Siendo muy conservador, y asumiendo el riesgo Gobierno, prefiero posicionarme en el Boden 2015 en dólares”.
 
Si desea recibir un informe detallado sobre los bonos CER, los bonos dolarizados y otras herramientas financieras, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Federico Tessore y Diego Martínez Burzaco, grandes conocedores de la economía argentina, lo asesorarán para que usted pueda invertir mejor. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click acá.

 

Deja tu respuesta