Recalculando: la Argentina busca cerrar acuerdos con China para revertir el déficit comercial

Saber invertir en China y en Argentina

Muchos dicían que China, al comprarle soja a la Argentina, la salvaba en términos económicos. Si bien puede ser que, durante mucho tiempo esta premisa era -en parte- verdadera, ahora, la realidad es que falta mucho más que eso para que el comercio bilateral con el Gigante Asiático sea realmente favorable para nuestro país.

En la actualidad, la Argentina tiene un rojo comercial de 5.000 millones de dólares con el país oriental y por eso, Cristina Fernández va a tratar de revertir la alarmante situación relanzando el vínculo con China. Para lograrlo, se reunirá con el jefe de Estado del país asiático, Xi Jinping, para firmar convenios financieros, de energía y transporte.

La balanza comercial es muy importante en la actualidad sobre todo porque la mayoría de países son de economía abierta, es decir que realizan intercambios y servicios con el exterior. Al existir este intercambio hay importaciones y exportaciones. La clave reside en, ”saber equilibrar las importaciones de las exportaciones”. Es importante porque eso, más el saber invertir, rige el desarrollo de un país.

Según publicó el diario El Cronista, ahora, la idea es que ambos países firmen acuerdos de cooperación bilateral que incluyen la compra de soja, la financiación de dos centrales hidroeléctricas en Santa Cruz, obras en el tren Belgrano Cargas y un swap entre los bancos centrales de ambos países por 12.000 millones de dólares.

En un principio, la relación bilateral con China era más pareja, pero según refleja un informe de la consultora DNI, que dirige Marcelo Elizondo y que recopila datos del Indec, el año pasado, las ventas argentinas a China alcanzaron 6.358 millones de dólares, en tanto las importaciones se ubicaron en 11.391 millones de dólares el año pasado.

“Un dato que resume esta tendencia es que en una década, China pasó de generar un 5% a un 14% de nuestras importaciones”.

De las ventas a China, las del complejo sojero son las que toman más relevancia, significando –casi un 60% del total–. Los porotos de soja representaron en 2013 el 49,8% de las ventas a China, seguidos por los aceites crudos de petróleo, con el 11%; el aceite de soja (8,9%) y los aceites de petróleo (3,4%).

En lo que refiere a las importaciones, en los últimos años el 55% de las compras argentinas a China correspondió a artefactos eléctricos y mecánicos. Además, al país ingresan desde China los químicos orgánicos y los compuestos inorgánicos, además de las motos, vagones de trenes y subtes, las máquinas para aire acondicionado, las bombas de aire o de vacío, los insecticidas o los transformadores eléctricos.

Si desea recibir un informe completo sobre la coyuntura económica de la Argentina o de China, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos Federico Tessore y Diego Martínez Burzaco, le compartirán todos sus secretos sobre el saber invertir. Si todavía no lo recibe, hágalo con un clickaquí.

Deja tu respuesta