Para las empresas estadounidenses, América Latina ya no es lo que era

argentina buenos aires latinoamerica

Varias firmas estadounidenses dentro de los rubros de automóviles y de construcción, entre otros, no tuvieron el éxito esperado en el segundo trimestre en relación a sus operaciones en América Latina, por lo que muchos podrían dejar de considerar a la región como una zona de la cual pueden depender para mejorar sus números.

Algunas de estas compañías fueron Caterpillar, 3M y Ford, que en sus resultados del período que va de abril a junio pudieron “dar fe” de la inestabilidad que aún representa esta parte del mundo y se puso especial atención en Brasil, que ha demostrado que tendrá un crecimiento económico muy por debajo de lo que fue hace tan solo unos años.

De acuerdo con un artículo de Reuters, publicado en medios de comunicación, el país presidido por Dilma Rousseff puede estar ad portas de una recesión, según han manifestado varios analistas en las últimas semanas.

En una nota que publicó Inversor Global hace unos días, llamada “El FMI reduce su previsión de crecimiento mundial a 3,4%”, se confirmó la reducción a 1,3% para 2014, comparado con la cifra de 1,9% que habían estimado en abril.

A estos datos hay que incluir los problemas que Venezuela representa para las finanzas de estas compañías. El país y su tipo de cambio bastante depreciado se han convertido en un dolor de cabeza no solo para compañías de Estados Unidos, sino también de Europa y de sus vecinos latinos.

Según una encuesta hecha a varios expertos economistas, se espera que la mayoría de naciones de América Latina continúen por la senda del crecimiento, pero será mucho menor a lo que se había pronosticado a principios de año.

Mientras que Argentina y Chile se unirán a Brasil en términos de una desaceleración de sus economías, México tampoco lograría llegar a los objetivos que se había propuesto, luego de imponer unas reformas económicas que pretendían mejorar sus cifras.

Números duros

Por un lado, en el segundo trimestre Caterpillar mostró un descenso de 16% en sus ventas en Latinoamérica, por lo que tuvo que reducir su pronóstico de ingresos totales, en parte motivado por la baja actividad en Brasil, según indicó Reuters.

En Sudamérica, el fabricante de automóviles Ford reportó una pérdida antes de impuestos de 295 millones de dólares en comparación con un beneficio antes de impuestos de 151 millones de dólares del segundo trimestre del año anterior. Para los directivos de la empresa de automóviles, la situación se muestra peor de lo que habían estimado y consideran que la región todavía presenta varios retos en los que tienen que trabajar.

En cuanto a 3M, la empresa pudo alcanzar las estimaciones de ingresos que había hecho, a pesar de la desilusión que representó la región latinoamericana. La firma obtuvo un beneficio neto trimestral de 1.270 millones de dólares, o 1,91 dólares por acción, frente a una ganancia de 1.200 millones de dólares  o 1,71 dólares por acción del año anterior.

La región aún tiene mucho por demostrar y el continuo desarrollo de los negocios y de empresas locales que compitan con las internacionales harán que la confianza y las ganas de entrar a Latinoamérica sean mucho mayores.

Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta