Los buitres quieren cobrar todo: una parte en efectivo y otra en bonos

Si bien el ministerio de Economía informó que una delegación argentina viajaría a Nueva York el próximo 7 de julio para que negocie con los fondos buitre, parece que éstos no darán mucho margen al “negociado” en sí.

Quieren cobrar, quieren que se les pague todo y no estarían dispuestos a aceptar una quita sobre 1.330 millones de dólares que el juez de Nueva York, Thomas Griesa, obligó al país a pagarles.

Según publicó el diario El Cronista, el titular del fondo buitre NML Capital, Jay Newman, dijo ayer que los ganadores del “juicio del siglo” contra la Argentina por sus bonos en default aceptarían cobrar una parte en efectivo y el resto en bonos, pero dio a entender que no están dispuestos a aceptar una quita sobre los 1.330 millones de dólares.

Las declaraciones de Newman se dieron en una entrevista con el canal de noticias estadounidense CNBC. El titular elogió los acuerdos del país con otros acreedores y afirmó que podrían ser modelos a seguir. Ejemplificó con las estructuras de los acuerdos con Repsol y el Club de París.

Casualmente, en ambos casos la Argentina pagó sin quitas. A Repsol le pagó 5.000 millones de dólares por la parte expropiada de YPF, por lo que reconoció el valor de mercado de la compañía. Con el Club de París, la Argentina negoció pagar 1.150 millones de dólares este año y el resto en cuotas anuales, sin recortes de capital, intereses o punitorios. “

Paralelamente, ayer, los fondos buitre le demandaron a Griesa que no haga lugar al pedido de los bonistas europeos de liberar los pagos correspondientes a sus bonos, que el juez de distrito ordenó no realizar. Los 539 millones de dólares permanecen en las cuentas del Bank of New York (BONY) en el Banco Central, a pesar de la orden de Griesa de devolver el dinero a la Argentina.

Por tanto, la Argentina ingresó ayer formalmente en moratoria y tiene hasta el 30 de julio para pagar los vencimientos que no pudo saldar ayer por orden del juez de Nueva York Thomas Griesa, que el viernes había ordenado al BONY, agente fiduciario del país, devolver el dinero que el Gobierno había girado para saldar bonos de leyes de Estados Unidos y Europa por 539 millones de dólares.

Los holdouts y la Argentina hacen lo mismo: se acusan unos a otros de no querer negociar. “Se quieren apropiar de la plata de los bonistas del canje”, dijo Economía que, no obstante, confirmó que el próximo lunes enviará una delegación a la reunión con el mediador que designó Griesa, Daniel Pollack pero todavía no informó quiénes viajarán en representación del país.

Por otro lado, el país a la búsqueda de apoyo internacional que sirva de presión a Griesa para flexibilizar el fallo, que impide pagar la deuda reestructurada hasta no se satisfaga el reclamo de los holdouts y tiene al país al borde del default. Kicillof viajará esta noche a Washington, donde disertará mañana en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Si desea recibir un informe completo con todas las consecuencias que genera el fallo de la Corte Suprema en la economía argentina, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta