Los buitres aterrizan en el negocio publicitario

negocios publicitarios negocios más rentables

En medio de las negociaciones entre la Argentina, Daniel Pollack y el juez estadounidense Thomas Griesa, la empresa Elliot Management se quedó con el 6,7% de la agencia Interpublic Group (IPG), una de las más grandes del mundo.

Su titular, Paul Singer, pagó 570 millones de dólares por desembarcar en el negocio y tener una importante participación en una agencia que está valorada en 8.500 millones de dólares y maneja clientes como General Motors, Unilever y Johnson & Jhonson, según indica Reuters.

Luego de especular varios meses con la noticia, el multimillonario conocido como el hombre detrás de los fondos buitre confirmó la operación y acumuló casi el 7% de la participación en IPG. De este modo, se convirtió en uno de sus accionistas principales.

Según Reuters, su objetivo es presionar para que la empresa vaya hacia una venta o una mega fusión que le reporte grandes ganancias. Por su parte, Financial Times también coincide en que el objetivo es valorizar las acciones de la agencia para seducir a grandes competidores del mercado como Publicis, Omnicom o Havas.

De hecho, muchos rumores circularon en el mercado publicitario sobre posibles fusiones para constituir grandes conglomerados. Hasta algunos que hacían referencia a la unión entre  IPG y el gigante Publicis. Pero según señala Financial Times, son la japonesa Dentsu y la francesa Havas quienes tienen mayores chances de comprar la agencia.

Paul Singer declaró que realizó adquisición porque las acciones estaban infravaloradas y representaban “una atractiva oportunidad de inversión”. Tras concretarse la operación, los papeles de la compañía subieron un 1,5% a un valor de 20,15 dólares.

Paul Singer y los buitres

El multimillonario es la cara visible del ala dura de los acreedores en la disputa con los fondos buitre que compraron bonos en default y ahora reclaman cobrarlos al 100%.

Su empresa, Elliott Management, controla el fondo NML Capital e insiste en cobrar la totalidad de los bonosComenzó a adquirir deuda del gobierno argentino a precios reducidos hace 13 años, cuando el país estaba al borde del default. Y mientras otros acreedores aceptaron los términos de negociación de la deuda, el hedge fund de Singer mantiene una dura postura que exige recibir el pago total de los 1.500 millones de dólares por los bonos vigentes.

Para conocer cuáles son los negocios más rentables, recuerde que pude suscribirse al newsletter gratuito de Inversor Global. A través de él, recibirá recomendaciones para cuidar y manejar su dinero. Si todavía no lo recibe, pídalo gratis aquí

Deja tu respuesta