JP Morgan, el gigante de los bancos que quiere comprar la deuda argentina

En medio de la confusión respecto de quién pagará los platos rotos de la reestructuración de la deuda argentina, un rumor comenzó a tomar fuerza: el JP Morgan estaría negociando con los fondos buitres y los representantes de los bancos nacionales para “salvar” a la Argentina del default en el que entraría a partir de mañana a las 11 de la mañana, según una orden judicial firmada por Thomas Griesa.

Según publicó esta mañana el Wall Street Journal publicó que la entidad estadounidense estaría en conversaciones para comprar bonos por un valor de 1400 millones de dólares. También participarían de estas negociaciones el CitiBank y el HSBC. Otros medios de Estados Unidos también expresaron que esta es una de varias opciones y que las conversaciones con las partes son fluidas.

Contactado por la agencia de noticias AFP, JP Morgan no quiso confirmar la información. “Declinamos cualquier comentario al respecto”, señaló una fuente del banco. Pero paralelamente el fondo de Aurelius Capital Management  dijo este jueves que no recibió una propuesta viable del sector privado para vender la deuda argentina no reestructurada que posee, como un camino para que la Agentina pueda salir más pronto de un default.

“Si bien Aurelius ha recibido en ocasiones acercamientos de privados, o de supuestos intermediarios de privados no identificados, en relación con una posible compra de una parte de nuestros bonos argentinos no canjeados, gran parte de lo que hemos leído en la prensa sobre esos acercamientos es, hasta donde sabemos, inexacto o no confiable”, dijo Aurelius en un comunicado.

Continúan las negociaciones entre privados

Mientras tanto, periódicos como Ámbito Financiero sostienen que el acuerdo entre los fondos y “privados” avanzan: se habrían definido montos, y restaría hacer lo mismo con las cuotas y el recupero. Por su parte, el juez Thomas Griesa convocó a las partes a una nueva audiencia para mañana viernes a las 12 horas de la Argentina. El objetivo de esta reunión será definir con las partes cómo proseguir a partir de ahora.

En tanto, a la misma hora, la organización International Swaps and Derivatives Association (ISDA) evaluará un pedido presentado por el banco suizo UBS para cobrar el seguros contra el default de la Argentina, que algunos analistas ya decretaron. Ese reclamo se debe a la falta de cobro de los intereses de los bonos Discount, pese a que el Gobierno transfirió los fondos para los acreedores reestructurados.

Deja tu respuesta