Holanda, el nuevo rival de Argentina que se salva gracias a las drogas y la prostitución

Lionel Messi y Arjen Robben: los dos futbolistas emblemáticos de las selecciones de Argentina y Holanda. En solo unas horas estarán dentro de la Arena de São Paulo para determinar si los sudamericanos o los europeos serán quienes tendrán el boleto para uno de los dos puestos en la final.

Mientras que argentinos y holandeses se visten de celeste y blanco y de naranja, se preparan los bares y restaurantes para recibir a decenas de hinchas y familias enteras coordinan el lugar en donde se van a reunir a ver el partido, hay otros aspectos interesantes que analizar, en términos del rival que tiene el país en las semifinales.

Sexo, drogas e impuestos

Para nadie es un secreto que en Holanda se legalizó tanto la venta de dosis mínimas de droga -que son accesibles en cafés- y el ejercicio de la prostitución, con el distrito rojo de Ámsterdam como una de las zonas más reconocidas de la ciudad.

De acuerdo con un artículo publicado en la agencia de noticias Reuters, estos dos negocios le significaron a la economía del país 2.500 millones de euros anuales. Esta cifra sobrepasa la de uno de los motores económicos de Holanda más representativos: el queso. Los cálculos oficiales fueron dados a conocer en junio pasado, los cuales se entregaron bajo las nuevas directrices europeas.

En otras palabras, el negocio del sexo y las drogas equivalen al 0,4% del PBI holandés. Pero además de que cerca de la mitad del consumo es interno, esto no solamente queda puertas adentro del país, ya que el resto proviene de la exportación, principalmente de drogas, según el organismo de estadística local.

De acuerdo con la página web Dutch Passion, que comercializa semillas de marihuana, los ingresos tributarios que recibe el estado holandés se cuentan por los 400 millones de euros al año por la venta de cannabis en los “coffee shops“, teniendo en cuenta que las ventas del sector son de 2.000 millones de euros. También se afirma que unos 730 de estos locales venden alrededor de 265.000 kilos de hachís y marihuana al año, de los cuales la mayor parte se cultiva en Holanda.

Lento crecimiento luego de la recesión

La economía holandesa está de a poco en el camino de la recuperación luego de la crisis de 2008 que también afectó su actividad. Según un artículo publicado en Dutch News, el crecimiento para este año está previsto que sea de 0,2%, mientras que en 2015 y 2016 podría estar en torno a 1,6%.

El país aún tiene que lidiar con un alto nivel de deuda y un déficit en su presupuesto, además de que tendrán que atacar otros problemas como el desempleo y la producción industrial que aún no se encuentra a un ritmo aceptable.

Por ahora, la Naranja Mecánica y sus fieles seguidores dejarán de pensar en la economía por un rato, para concentrarse en los minutos de buen fútbol que entregarán cuando se enfrenten a Sabella y sus elegidos.

No olvide que Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta