¿Es posible pensar como Warren Buffett?

es-posible-pensar-como-warren-buffett

El mundo de las inversiones también llama la atención de científicos. Un grupo de investigadores de Caltech y Virginia Tech realizó un estudio basado en un juego virtual para determinar cómo funciona el cerebro de la gente al momento de tomar decisiones de inversión en un mercado volátil.

Los científicos, autodenominados “neuroeconomistas”, analizaron de cerca el flujo de oxígeno que corre a las regiones del cerebro de aquellas personas que estaban tratando de hacer dinero.  Así, tomaron tomografías de los participantes para observar cómo aumentaba la actividad cerebral según cada momento.

Los resultados reflejaron que en un mercado alcista, el cerebro de los inversores se “ilumina” en el núcleo accumbens, es decir el área del cerebro que procesa la idea de la recompensa. Mientras que por otro lado, un reducido número de inversores recibió otro tipo de señales. A ellos se les activó la parte del cerebro que señala la presencia del riesgo.

¿Y adivine quién ganó más dinero? Las personas más cautas, que venden sus papeles aún cuando el precio de sus activos está subiendo. Inversores del estilo Warren Buffett que prefiere ser cauteloso cuando los demás son codiciosos y ambiciosos cuando los demás son temerosos.

Según explicó el estudio, en un mercado alcista nuestra mente no reacciona a los precios altos por no sentir la necesidad de vender y proteger las ganancias. Más bien, sentimos la imperiosa necesidad de comprar aún más. En este sentido, el núcleo accumbens nos incita a “comprar más”, mientras la corteza insular permanece tranquila.

En cambio, los traders más capaces reciben una señal de alerta de sus cerebros, que los hace sentir más incómodos y los orientó a vender sus tenencias. En este caso hay una mayor actividad en la corteza insular, asociada con la aversión al riesgo.

El patrón cerebral más común que encontraron los investigadores hizo que los inversores actuaran de una manera codiciosa, comprando agresivamente durante una burbuja.

La observación del estudio conduce a una hipótesis y luego la prueba. La ciencia dura demuestra que Buffett se encuentra en la minoría que negocia su dinero de manera diferente gracias a su cerebro. Aún así, si usted se animase a tomar decisiones como las del Oráculo  podría copiar su estilo. ¿Cómo? Por ejemplo mediante la técnica del apalancamiento o vendiendo sus tenencias en un mercado alcista.

Si desea recibir más recomendaciones de inversión y más consejos sobre finanzas personales, recuerde que puede suscribirse al newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, pídalo aquí.

Deja tu respuesta