El 7 de julio comenzarán las negociaciones con los fondos buitre

Más allá de que ayer, el vocero del fondo NML Capital -que ganó el “Juicio del siglo” contra la Argentina- haya informado que el país no se encontraba dispuesto a negociar, el Ministerio de Economía aseguró que se designó una delegación para que acuerde en Nueva York el próximo 7 de julio con Daniel Pollack, negociador delegado por el juez Thomas Griesa, para la ejecución de sentencia de pago a los fondos buitre.

En un breve comunicado de prensa, el Palacio de Hacienda confirmó la decisión. Sin embargo, todavía no aclaró quiénes serán los delegados que integren la comisión. El encuentro será exclusivamente con Pollack y el primero de la ronda de conversaciones.

El Ministerio puntualizó que en la audiencia del 27 de junio pasado, Griesa dijo “si se quiere negociar, hay que plantear un camino para mantener el status quo de manera que no haya default el 30 de junio, no obstante, la situación se mantendría en status quo“.

La Argentina ingresará hoy formalmente en moratoria y tiene hasta el 30 de julio para pagar los vencimientos que no pudo saldar ayer por orden del juez de Nueva York Thomas Griesa, que el viernes había ordenado al BONY, agente fiduciario del país, devolver el dinero que el Gobierno había girado para saldar bonos de leyes de Estados Unidos y Europa por u$s 539 millones.

El comunicado oficial llegó horas después de que el fondo NML Capital, del multimillonario Paul Singer, emitiera declaraciones al afirmar que ” La Argentina se ha negado a negociar”. La misiva conculye recalcando que el país “reitera su vocación para negociar en condiciones justas, equitativas y legales que contemplen los intereses del 100% de los acreedores, lo que significa puntualmente que se permita cobrar a los bonistas reestructurados en el vencimiento en curso”.

¿Qué opina The Wall Street Journal?

El diario estadounidense publicó hoy que “un nuevo default sería desastroso para la Argentina”, aunque advirtió que los inversores están confiados de que se llegará a un acuerdo con los holdouts porque el país “no puede darse el lujo de volver a caer en cesación de pagos”.

“Me gusta el hecho de que Argentina está contra la pared, eso va a hacer que se sienten en la mesa” a negociar, dijo al diario Gorky Urquieta, codirector de deuda de mercados emergentes en Neuberger Berman.

Según el artículo, un nuevo default podría ser desastroso para una economía que muchos analistas dicen entró en recesión este año debido a una inflación galopante y a la escasez de dólares. Las reservas de divisas del banco central, que el gobierno usa en parte para pagar sus deudas, rondan los u$s 29.000 millones, su nivel más bajo de los últimos siete años y medio.

Si desea recibir un informe completo con todas las consecuencias que genera el fallo de la Corte Suprema en la economía argentina, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta