Economías de la Zona Euro deben trabajar fuerte por recuperarse

Voces del Gobierno alemán se levantaron en los pasados días para advertir a los países que forman parte de la Zona Euro que deben empezar a realizar reformas en beneficio de un avance en el crecimiento económico local.

Hace unas semanas, Inversor Global informó en el artículo llamado “Eurozona se lanza a hacer el experimento del estímulo monetario” que el Banco Central Europeo (BCE) iba a implantar algunas políticas similares a las que utilizó la Reserva Federal en Estados Unidos para poder impulsar la economía.

Éstas incluyen una flexibilización monetaria y una rebaja en las tasas de interés, debido a que la expansión no se ha dado de la forma esperada, en medio de temores de una deflación en las naciones del bloque.

Tanto el ministro de Finanzas de Alemania, como el jefe del banco central de ese país insistieron en la aprobación de reformas en vez de depender exclusivamente de la ayuda del BCE. Por un lado, uno de los dos funcionarios afirmó que la política monetaria expansiva “ha hecho su parte” para lograr la estabilidad de los precios, pero que al mismo tiempo se deben buscar cambios y respetar las reglas fiscales de Europa.

Por el otro lado, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, dijo que el propósito del BCE es “comprarle tiempo” a los países que están más en problemas, para que puedan buscar las soluciones apropiadas. Unas de las más importantes deben estar enfocadas en mejorar las cifras de empleo y reforzar la competitividad en bienes y servicios con respecto a sus pares europeos.

Otra de las personas que ha advertido sobre la situación por la que atraviesa la zona euro es la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. En medio de la rebaja al crecimiento mundial que anunció el organismo a principios de mes, una de las razones por las que se recortaron las previsiones fue el problema que aún enfrentan los países europeos en cuanto a su recuperación.

Para ella, el BCE debe mantener la política de inyección monetaria hasta que la demanda privada se haya recuperado por completo, pero al mismo tiempo hizo un llamado similar al de los alemanes, en el sentido de que tienen que poner un freno a las trabas que afectan la creación de empleo y la productividad.

Estas advertencias por parte de la jefe del FMI y de los funcionarios alemanes contrasta con el punto de vista de otros políticos de la zona euro, que consideran que el BCE y la Unión Europea debería debilitar el euro.

El jefe del banco central germano también se manifestó en cuanto a las medidas que tomó el BCE y afirmó que existen unos peligros de aplicarlas a largo plazo, ya que podría afectar la estabilidad financiera.

No hay que negar que después de lo ocurrido durante la crisis de 2008, Europa efectivamente ha mostrado signos de recuperación, además de una mejora en la confianza de los consumidores y de los mercados financieros. Sin embargo, aún hay mucho trabajo por hacer y habrá que tener en cuenta que la responsabilidad no solo recae en el Banco Central Europeo.

Inversor Global analiza regularmente éstos y otros temas, incluidas estrategias para invertir mejor. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta