Del fútbol a los negocios: Alejandro Sabella sí salió campeón del Mundial de Brasil

Alejandro Sabella y cómo hacer que funcione un negocioAunque la Argentina no logró hacerse con el preciado galardón de uno de los mayores eventos deportivos del mundo, su director técnico, Alejandro Sabella, salió ganador por liderar una campaña exitosa que no se había visto en 24 años.

El recuerdo aún está fresco en la memoria de los argentinos, y a pesar de que aún hay sentimientos de desilusión hay que destacar las cosas positivas que quedaron de la última cita mundialista.

Los mismos jugadores quisieron resaltar las cualidades y valores que transmitió el seleccionador. Uno de los que habló muy bien de él fue el capitán, Lionel Messi. Para él, el trabajo de Sabella fue “espectacular” y Javier Mascherano también elogió las decisiones y el manejo que hizo el técnico durante el Mundial.

Otro de los que también se expresó sobre lo realizado por Sabella fue el ayudante de campo, Claudio Gugnali. “Es una gran persona, abierto y nos consulta permanentemente”, dijo a medios de comunicación locales, además de confesar que también hace un estudio previo y muy concienzudo del rival.

Cómo pasar del fútbol a los negocios

Muchos jóvenes empresarios y directores de compañías se preguntan constantemente cómo hacer que funcione un negocio. En muchos casos, el liderazgo puede ser un aditivo vital para lograr la receta del éxito.

De acuerdo con un artículo del sitio de noticias iProfesional, algunas de las cualidades que hay que destacar de Alejandro Sabella son:

–          La autocrítica

Reconocer frente a sus jugadores cuáles habían sido las fallas y cómo mejorarlas. Esto es algo que puede tener repercusiones inmediatas sobre los empleados de una empresa, cuando un gerente es directo con quienes deben entregarle resultados. La autocrítica trae consigo la honestidad y la transparencia y hace que los lazos de la confianza se tornen más fuertes.

–          El conocimiento por encima de todo

Sabella puede que no haya sido “santo de devoción” de muchos argentinos, pero esto no le quita experiencia y sapiencia a la hora de dirigir. Según un director de talento humano consultado por el sitio web mencionado anteriormente, el conocimiento es lo que hace la diferencia al momento de llevar adelante un negocio.

Aunque el carisma puede ser un atributo deseado en un gerente, en últimas lo que hace que una empresa se destaque es la capacidad y habilidades que posee para dirigir.

–          La eterna diferencia entre jefe y líder

Otro de los puntos positivos que el DT de la selección argentina reflejó fue que no se impuso como una persona superior, como un “mandamás”, sino que tomó el rol de un participante más, que escuchó opiniones de futbolistas  y cuerpo técnico para valorar cuál era el paso a seguir.

Para esto se necesita el componente de conocimiento. Un jefe que manda por sobre otros, con órdenes que no tienen sentido y medidas intransigentes puede hacerlo porque se siente amenazado y necesita demostrar su autoridad. En cambio, un líder hace parte del cambio, colabora con las reformas y se preocupa por que el negocio vaya por buen camino.

Si tiene un interés constante por conocer más sobre cómo hacer que funcione un negocio, puede encontrar un aliado en Inversor Global, que por medio de sus columnistas expertos pueden entregarle más consejos. Al suscribirse gratuitamente, usted podrá tener acceso a mucha más información para impulsar sus negocios e inversiones. Para recibir gratis nuestro Newsletterhaga click aquí.

Deja tu respuesta