De guante blanco: se espera que este año aumente el fraude corporativo

Según un estudio realizado por BDO Argentina, auditoría de empresas comerciales, industriales y de servicios, se estima que en 2014 habrá una mayor cantidad de fraudes corporativos en comparación al año pasado, debido a la crisis económica que se vive en la actualidad.

Es un informe realizado a 200 ejecutivos de empresas locales, que también durante 2013 registraron fraudes que van desde desvío de fondos, malversación de activos, sobornos, fraudes electrónicos, entre otros; se descubrió que en el 2014 habrá un incremento de casi el 30% en engaños dentro de sus compañías

Según la encuesta, en el 2013 el 67% de los encuestados registró algún tipo de fraude y la mayor cantidad de éstos se dieron en cargos menores.

El análisis detalla que, para el 43% de los encuestados, la cantidad de casos de fraude se incrementarán este año en un 29,4%, mientras que para un 14% lo hará significativamente. Asimismo, el 72.5% coincidió en que los casos de fraude aumentan en épocas de dificultades económicas, debido a la presión que causan las necesidades financieras. El informe, que realizó BDO Argentina, se presentará en el marco de Tercer Congreso Latinoamericano de Etica, Transparencia y Compliance Anticorrupción, que se realizará el 10 y 11 de julio en el Four Seasons.

En cuanto al tamaño de las empresas encuestadas, el 47% cuenta con más de mil empleados y el 41% factura más de 50 millones. 

“El fraude es un delito contra la confianza”, sintetiza Fernando Gamiz, director de Fraudes & Disputas de BDO, área a cargo del relevamiento y quien dictará un taller sobre investigaciones de fraudes corporativo durante el Congreso. Y enumeró los principales delitos cometidos en las empresas: conflicto de interés (26.7%), sobornos (20%) y malversación de activos (66%). Además, entre los fraudes electrónicos el desvió de fondos fue el que más afecto a las empresas (44%), seguido por acceso a información confidencial (25.9%) y phishing (robo de datos a partir de página duplicada) (18%).

“Si bien se reconoce el fraude como un problema creciente –afirma Gamiz–, sólo la mitad de las organizaciones han implementado planes antifraude”. Un plan de administración de riesgos de fraude comprende tres líneas de defensa: prevención, detección y respuesta.

Algunas empresas han avanzado en planes de este tipo, sin embargo otras solo han implementado medidas parciales, como ser códigos de ética y canales de denuncias. “Estas medidas son necesarias pero no suficientes”, subraya el especialista.

En cuanto a la resolución de los conflictos, la mayoría de las organizaciones prefieren resolver los casos en forma interna, sin verse involucrada en los costos asociados a una instancia judicial o por temas reputacionales. Y es que el monto del fraude no es el mayor costo que sufre una empresa.

“Para los participantes en este estudio, la principal preocupación está precisamente en el impacto reputacional negativo (58,7%), seguido por el desprestigio de la alta gerencia (34,8%), dejando en tercer lugar el monto de defraudado (32,6%).

De los 300 casos de fraudes cometidos durante 2013 y reportados en la encuesta, 198 (66%) fueron de malversación de activos, incluyendo uso de bienes para fines personales, desvío de fondos, manipulación de compras y contrataciones, y fraude en facturación, descuentos y reembolsos, entre otros. Los casos de corrupción resultaron 87 (29%). Los fraudes reportados fueron cometidos mayoritariamente por personas con educación universitaria (53,1%), entre 30 y 50 años (74.5%). Estos sujetos contaban con más de 10 años de antigüedad en el trabajo (36,2%), seguidos por individuos entre 2 y 5 años (29,8%).

“El primer factor identificado como causante del fraude es la existencia de una presión financiera no compartible u oculta”, detalla Gamiz. La encuesta reveló los motivos que tuvieron en la Argentina aquellos que cometieron fraudes durante el año 2013: llevar un nivel de vida mayor a los ingresos ha sido revelado como el principal factor de presión identificado en las organizaciones (42,5%), seguido por debilidades en los controles internos (47,5%).

Si desea recibir un informe con estrategias para impedir que en su compañía se den este tipo de situaciones, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter Gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, puede hacerlo con un clickaquí.

Deja tu respuesta