¿Cuáles son los 3 posibles desenlaces de la causa Buitre?

invertir mejor desenlace fondos buitre

Hoy se reúnen, nuevamente, el mediador designado por el juez estadounidense Thomas Griesa, Daniel Pollack y los representantes del Gobierno argentino. A pocas horas de que el país entre en default, los fondos que demandaron al país y los delegados de la Argentina mantendrán hoy un agónico encuentro en un intento final de acercar posiciones.

El Gobierno deberá aprovechar su última oportunidad de negociación para evitar caer en un default técnico mañana, cuando venza el plazo de gracia del vencimiento del 30 de junio –539 millones de dólares–, que la Argentina saldó pero que quedó embargado por la justicia estadounidense en el Bank of Nueva York.

Mientras tanto, a tres días del 30-J, con temor a las secuelas que el desenlace puede tener sobre la economía, surgen tres escenarios posibles: a) la Argentina negocia; b) el “stay” (cautelar) es repuesto a instancias del juez o los holdouts o c) se configura el “evento de default” (definición contractual que el país incluyó en el prospecto). 

Alejandro Henke y Eduardo Ganapolsky de Proficio Investment, explican cada uno de estos posibles desenlaces. A continuación, conozca los tres escenarios planteados por los especialistas:

En el primer caso (a), la Argentina revela claramente su voluntad de cumplir la sentencia, lo que no significa que pague inmediatamente y en mejores condiciones a los holdouts (sin “riesgo RUFO”) y se configura el mejor escenario: se recupera plenamente la capacidad de ingreso de fondos frescos, la economía real vé amortiguada la caída que registra y los activos financieros vuelven a estar fuertemente demandados.

En este caso (b), dado que el país no revela completamente su voluntad de cumplir con la sentencia en enero, el mercado financiero seguiría expectante, sin ingreso de divisas por financiamiento primario y con cierta demanda de activos en el mercado secundario (que seguirá muy volátil) especulando con un probable arreglo en 2015. Sin financiamiento ni divisas, la economía local quedaría en el actual estado de deterioro creciente.

En el tercer escenario (c), emerge el escenario más complicado por la dinámica que le imprimirá a la economía argentina y allí se abren dos especulaciones de cara a 2015 respecto de por qué el país entró en default: 1) dominado por el miedo al “riesgo RUFO” no negocia ni paga en 2014 suponiendo que puede evitar (o recomponer más adelante) la caída formal del canje 2005/2010 y cumple con la sentencia en enero, generando así un “auto-stay” y 2) el país no quiere pagar, aún en 2015. 

Sin embargo, se pretende exhibir el escenario de “auto-stay” (c) 1) como si fuera lo mismo que el de “stay” (b), minimizado los costos de un default y la probabilidad de que no se caiga el canje, lo que estaría revelando cierto grado de voluntarismo (tener en cuenta los montos, cláusulas y jugadores involucrados) y falta de atención a la dinámica de acontecimientos, fuera del control del Gobierno, que la propia decisión pueda generar. Argentina decide cuando entra en default y los bonistas son los que deciden cuando sale.

Aún si el Gobierno entra en default con el convencimiento de que en enero pagará y solucionará el problema, la falta de financiamiento será extrema. 

Para invertir mejor en este contexto de incertidumbre deberá contar con toda la información disponible. Si quiere conocer algunas estrategias para ganarle al riesgo del país, no deje de consultar las columnas que los especialistas de Inversor Global escriben en el Newsletter Semanal. Si aún no lo recibe, solicítelo sin cargo en este enlace.

Deja tu respuesta