Argentina dio todo pero no alcanzó: ¿qué efectos económicos se experimentarán?

relación entre derrota argentina y los negocios más rentables

A Alemania tan fácil no le resultó, pero finalmente, le ganó a la Argentina. Tras 120 minutos tensos, apareció Mario Goetze, y convirtió el gol que definiría el resultado del partido. Esta vez, Sergio Romero, de lo mejor de la Argentina en el Mundial, no pudo hacer nada al respecto.

 Argentina se fue del Mundial de Brasil 2014 como subcampeón. Es cierto que la historia pudo haber sido diferente si Pipita Higuaín acertaba en el primer tiempo, o si Messi no fallaba al minuto del segundo tiempo o si Palacio convertía cuando quedó solo de cara al arquero en el primer tiempo suplementario. Pero el pasado, pasado es y ya no hay nada que pueda hacerse al respecto.

Juan Pablo de Santis, periodista especializado en economía, publicó este mes un artículo en la Revista de Inversor Global, “Efecto Mundial en los mercados”. En él, cuenta que los autores del estudio Goldman Sachs creen haber encontrado una correlación directa entre el Mundial, los mercados y los negocios más rentables.

El trabajo postula que desde 1974 la Bolsa del país que resulta campeón suele mostrar un desempeño positivo en el mes posterior a conseguir la Copa. Sorpresivamente, el optimismo se da únicamente en el ganador de la contienda. Para los países finalistas, los que perdieron la final y los quedaron en segundo lugar, el desempeño bursátil promedio es del 2% luego del primer de mes de finalizado el torneo.

La única excepción fue la Argentina en 1990. En ese entonces, el índice Merval de la Bolsa porteña creció 33% luego de perder el Mundial, aunque debe considerarse que se trató de un período de recuperación, dado que entre octubre de 1988 y comienzos de 1990 las acciones líderes habían perdido casi el 90% de su valor en dólares como producto de la hiperinflación y devaluación.

En esta oportunidad, la Bolsa porteña podría experimentar lo mismo, sin embargo, los operadores financieros locales sostienen que la definición de la negociación por la deuda en default será más determinante que el resultado del Mundial.

Entre otras cosas, el país ganador del Mundial percibe un correlato positivo en sus mercados de capitales durante las semanas posteriores que puede llegar al 3,5% en el primer mes. Además, la confianza y el sentimiento positivo que deja el Mundial pueden llegar a totalizar un 4% promedio de ganancias desde el momento que se juega la final hasta que termina el año en curso.

En el caso de las naciones organizadoras, el mero hecho de alojar el torneo otorga un extra de confianza y orgullo. Al igual que el ganador suele experimentar un breve shock de confianza en el mercado por algunas semanas. En todos los casos, la Bolsa del organizador ha crecido en promedio 2,7% el mes posterior al fin del evento, que rápidamente se desinfló en los dos meses siguientes.

La derrota de la Argentina en la final del Mundial se presenta como una buena oportunidad para desafiar esa irritante tendencia de que del amor al odio existe solo un paso y también para que los ahorristas argentinos no dejen que los resultados deportivos influyan en sus inversiones.

Si desea conocer más datos interesantes sobre las consecuencias económicas que se experimentan con el desarrollo del Mundial, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. En él, aprenderá a invertir mejor. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;BiblConditions such as these, where your body cannot properly digest gluten or lactose, respectively, can cause problems in your digestive system, including excess gas and bloating.cheap ray ban sunglasses
Thus began a five year experiment that would eventually produce the best player in the world.mulberry sale uk
Personnellement je vais suivre le conseil de Gérald et vais partit tranquillement dans la matinée afin de se reposer.mcm backpacks
He wrote:

The Pac 12 record stood for such a long time since Washington State’s Ruben Mayes ran for 357 yards against the Oregon Ducks in 1984 that Arizona athletic director Greg Byrne, then 14, was a ball boy, standing on the sidelines at Autzen Stadium.timberland boots

Deja tu respuesta