A 70 años de Bretton Woods, ¿cómo sigue la supremacía del dólar?

La administración financiera de Bretton Woods

El 22 de julio de 1944, los países más industrializados del mundo, estipularon el nuevo orden económico mundial en los acuerdos de Bretton Woods, y trataron de ponerle fin al proteccionismo que se había iniciado en 1914 con la Primera Guerra Mundial. El orden consensuado en aquél entonces, está hoy, más vigente que nunca: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial son las dos instituciones internacionales más importante y el dólar sigue siendo la moneda de referencia a pesar de sus vaivenes.

Los acuerdos de Bretton Woods fueron las resoluciones de la conferencia monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, realizada en el complejo hotelero de Bretton Woods, entre el 1 y el 22 de julio de 1944. Allí fue donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo.

Para establecer la administración financiera, se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional; el uso el dólar como moneda de referencia internacional y se consideró que para llegar a la paz tenía que existir una política librecambista, donde se establecerían las relaciones con el exterior.

En esta línea, el dólar sigue siendo la moneda de referencia a pesar de sus vaivenes. Actualmente alrededor del sesenta por ciento de las reservas mundiales son en dólares, mientras que las del euro se limitan al dieciocho por ciento. Y el yuan chino aun está lejos de ser homologable internacionalmente.

¿Dólar para rato?

Después de la Segunda Guerra Mundial, el dólar fue la moneda designada como referente y respaldada por tres pilares fundamentales: una economía grande, estabilidad del gobierno y de lo económico, y liquidez de los valores gubernamentales. Estos tres factores imprimían confianza en el dólar.

En  el año 2008, una crisis –casualmente- financiera estalló desde Estados Unidos hacia el resto del mundo. Este hecho, que no había tenido precedentes, ya que todas las crisis económicas siempre habían provenido de los países periféricos, obligó a pensar si el país del Norte continuaba siendo el referente guía de los demás.

Los pilares que una vez posicionaron al dólar, parecen haberse trastocado en Estados Unidos, con un gobierno en medio de una crisis política, un alto nivel de endeudamiento y una política de flexibilización cuantitativa todavía muy fuerte, afectando negativamente la confianza en el dólar. 

Según las estadísticas de reservas oficiales del FMI, 71% de las divisas globales en 1999 estaban en dólares, mientras que a finales de 2012 esa cifra se sitúo en 61 por ciento. Si bien esta tendencia no necesariamente significa una mayor tenencia de otras monedas divisas importantes que compiten con el dólar- entre 2002 y 2012 la tenencia combinada de libras esterlinas, yenes y euros se mantuvo en 32%, mientras que otras monedas menos importantes aumentaron su participación.

Un Bretton Woods emergente

Paralelamente, en los últimos días, los Brics anunciaron la apertura de un Banco de Desarrollo propio que financiará obras de infraestructura en los cinco países; y de un Fondo de Contingencia de 100 mil millones de dólares que funcionará como “red de seguridad” del grupo ante eventuales dificultades económicas. Se trata de la iniciativa financiera multilateral que se vuelve una alternativa a los acuerdos establecidos entre las potencias mundiales durante el tramo final de la Segunda Guerra Mundial, en los que se fijaron las reglas básicas para las relaciones entre las naciones industrializadas, y se crearon el FMI y el BM.

Si desea recibir un informe detallado y actualizado sobre el dólar y sus perspectivas, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Además, nuestros expertos le informarán sobre las alternativas de administración financiera que tienen los distintos bloques económicos. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido