Un kiosquero, Maradona y los buitres

Hace mucho tiempo no vivíamos jornadas tan intensas en Inversor Global. Desde ya que la situación lo ameritaba. Nuevamente se habla de un default (“cesación de pagos de la deuda”) en Argentina.

Pasaron solamente 13 años de aquel momento en que el país declaró el incumplimiento de la deuda más grande de la historia que cualquier país pudo haber llevado a cabo.

Una vez más, la clase dirigente de la Argentina nos da una razón valedera para seguir sosteniendo que la economía del país se mueve en forma pendular, de un extremo al otro, de manera continua y permanente.

No existen grises. Se va de un extremo a otro. Y la historia se repite una y otra vez, como si fuera un deja vú. Hoy con el default de la deuda, mañana será la inflación y pasado mañana la recesión.

El camino para diseñar políticas de Estados será largo y dificultoso. Predomina el cortoplacismo, la urgencia y, sobre todo, la desinformación.

Estar desinformado es la peor defensa que puede tener una persona para sobrevivir en un país con altísima incertidumbre y volatilidad.

Y mucha gente está completamente desinformada.

El siguiente diálogo lo tuve con un kioskero, al que le compré una Coca-Cola, hace unos días:

 

Yo: “¿Cuánto le debo?”

Kiosquero: “25 pesos”

Yo: “¡Qué caro está todo!”

Kiosquero: “Sí, es una cosa de locos. Recién vinieron los helados con un aumento del 30%. ¡Y eso que estamos en invierno! Se va todo al diablo. Encima este juez de Nueva York que nos quiere perjudicar. ¡Hay que matarlo!”

Sin decir mucho más me fui y en el camino reflexioné. ¿Sabrá esta persona las causas de la elevada inflación en la Argentina? ¿Entenderá de lo que hablaba cuando mencionaba al juez de Nueva York que decidió fallar contra el país en el caso de los fondos buitres?

Claramente la respuesta es NO. Se trata de un claro ejemplo de desinformación. Por unos segundos, suponga que esa persona dispone de ahorros para invertir que ha cosechado durante toda su vida. En ese caso creo que está ante un problema grande porque no sabrá qué hacer con los mismos para defender su poder de compra de esos excedentes monetarios.

Pero no crea que la desinformación se supedita solamente al ciudadano común. Sino también que en las altas esferas del poder es un flagelo que está presente.

Diego Maradona es uno de los argentinos más reconocidos a nivel mundial. Merece todo mi respeto y admiración como gran futbolista que fue. Pero mis sentimientos sólo llegan hasta ahí ya que discrepo en muchas cosas respecto a sus declaraciones y comportamientos fuera del campo de juego.

Cuando se conoció que la Corte Suprema de los Estados Unidos decidió no tomar el caso argentino contra los “buitres”, dejando en firme la sentencia del juez neoyorquino Griesa sobre el pago a los holdouts, el “10” señaló:

“Cristina (Kirchner) le está poniendo una garra a algo que ella no tienen nada que ver”.

“Hay que pelearlos. Aunque quieran pisarnos la cabeza tenemos que decir ‘acá estamos’” recalcó.

Además expresó que lo que más bronca le da es que “los que saben del tema le siguen pegando a la presidente”; “Es muy rastrero querer ganar un voto pegándole a la presidente por algo que ella quiere resolver”.

“Yo estoy fuerte y estoy con la presidente”, dijo. “Yo viví cuatro años en Cuba y estuve con el más grande que es Fidel Castro, y él le peleaba a todo lo que venía. Por eso me atrevo a hablar de los fondos buitre y a bancar a Cristina”.

Más allá de no compartir gran parte de sus definiciones, lo que me preocupa es la desinformación que maneja Maradona en torno a toda la cuestión relacionada con los holdouts. Y es una cuestión no menor porque el crack futbolístico es una persona cuyas declaraciones son seguidas por una parte importante de la población.

Imagínese si estas personas a las que hago mención tomaran decisiones con sus ahorros en base a lo que dice Maradona, entonces seguramente estarían en una situación muy complicada.

Por lo anterior es que quiero recalcar que un inversor debe estar informado, procesar dicho contenido y sacar sus propias conclusiones para actuar en consecuencia de la mejor manera con su dinero.

Desde Inversor Global tratamos de allanarle el camino, brindando nuestra opinión con todos los temas sensibles que ocurren local y globalmente y que impactan en sus inversiones.

Es por eso que a continuación les dejo mi impresión sobre el caso argentino y su pelea con los holdouts.

Los pasos a seguir tras los acontecimientos de los buitres.

Es cierto que mucho sentido no tiene hablar de lo que pasó, pero tengo que hacer una declaración al respecto.

Si efectivamente el Gobierno barajaba dentro de las posibilidades de que la Corte Suprema podía negarse a tomar el caso argentino, forzando al país a negociar con los “buitres” para evitar caer en un default: ¿por qué no adelantó el pago de los intereses de la deuda con ley NY que debe afrontar el 30 de junio para antes del caso y así ganar más tiempo con la negociación?

Simplemente, inentendible.

Hoy la Argentina lleva las de perder. Ha mostrado voluntad de negociación con los buitres (a pesar de la retórica del discurso) porque no le queda otro camino. Pero la situación es extremadamente difícil para evitar un default técnico.

Muchas suscriptores me consultaron sobre qué hay que hacer con las inversiones argentinas y si hay efecto contagio para la región.

Empecemos por lo segundo que es lo más fácil. NO habrá efecto contagio. Se trata de un problema argentino que no altera los precios de activos financieros chilenos, brasileños o peruanos. Allí se puede seguir encontrando alternativas de inversión interesantes.

¿Qué hacer con los activos argentinos?

La volatilidad va a ser muy alta en el corto plazo y el nerviosismo de los inversores estará en todo momento.

Si tiene bonos con legislación nacional, no los vendería. Esto no implica que no vayan a caer de precio, pero el impacto debe ser más limitado.

Si tiene bonos ley NY, vendería y miraría los acontecimientos de afuera.

Finalmente, si tiene acciones argentinas, la posibilidad de correcciones en los precios es de mayor magnitud ante un escenario de default técnico. Si las ganancias acumuladas son altas, venda. En caso contrario, tenga a mano la estrategia de stop loss.

Los próximos días serán difíciles. Y si continúa apostando al mercado argentino, tendrá que soportar un altísimo nivel de riesgo.

Un saludo.

Diego

PD: Puede seguir a Diego en su cuenta de Twitter en @diegomb80.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Oui, plutôt flemmard, bringueur et clopeur, oui accro à la junk food et au rosé plutôt qu’au macrobio et à l’eau claireDon’t think you have to create any recipes yourself.mulberry handbags uk

More opportunities are coming, too.timberland boots sale
“I can’t wait to work with him even more.mulberry outlet

Le fil info19h10 Lyon, un jeune homme tabassé pour avoir vanté le service UberPop 19h09Tunnel sous la Manche : des pneus incendiés sur les rails, le trafic totalement interrompu19h08″La présence des écologistes, c’est quelque chose qui doit être durable”, affirme de Rugy19h05Les fans volent au secours de la série Hannibal18h57 Maisons éventrées, arbres arrachés.chaussures louboutin pas cher

In Cuzco, the region largest city, enjoy historic sites like the Plaza de Armas, which dates to the Incas, and there are more modest delights too, like a glass of chicha, a fermented corn drink, at Picanteria and Chicheria Valia.louboutin pas cher
hollister outlet

Comments 3

  1. arquitecto cordobes
  2. Akpa Ashi
  3. roberto

Deja tu respuesta