Un año sabático: una posibilidad para descansar y disfrutar

un-ano-sabatico-una-posibilidad-para-descansar-y-disfrutarUn año sabático no significa dejar de trabajar para quedarse en casa y descansar durante su ausencia. O, al menos, no debería ser la razón por la que toma esta decisión. Al tener en cuenta la situación laboral de hoy en día, en la cual la falta de empleo parece ir en escala ascendiente y donde las empresas reducen la cantidad de beneficios para sus empleados, la posibilidad de disponer de un año entero sin trabajar puede parecer muy distante.

No solo se trata de esto, sino que también hay que analizar el hecho de que serán 365 días en los que vivirá de sus ahorros y que seguramente le significarán varios gastos, sin importar cuáles sean los planes que tenga para aprovechar ese tiempo libre que tiene.

Según un artículo publicado por el sitio web de la BBC, solo un pequeño porcentaje de empresas permiten que sus empleados pidan este tipo de ausencia.

De acuerdo con varias empresas de recursos humanos de estos países, en el caso de Estados Unidos, por ejemplo, menos de dos de cada 10 empresas ofrecen tal posibilidad, y en dos terceras partes de ellas, el trabajador no tendrá goce de sueldo. Por otro lado, en Reino Unido, 41% de los empleadores ofrecen la opción de tomar un año sabático, pero solo 2% de los empleados lo usan.

Si usted tiene intenciones de acceder a esta opción, lo más importante es que lo planee con suficiente tiempo y defina el objetivo principal que busca lograr.

¿Cómo planear un año sabático?

– Tiempo: De forma de que su año sabático sea exitoso, comience a organizarlo con al menos 5 años de anticipación. Debido a que serán diez, once o doce meses de no recibir ingresos fijos, usted necesitará suficiente tiempo para ahorrar dinero para cuando llegue el momento.

– Objetivos claros: ¿Para qué se toma un año sabático? Sus intenciones pueden estar dirigidas a crecer profesionalmente y realizar estudios especializados, o tal vez lo quiere utilizar para hacer un viaje por varios países. Quizás quiere dedicarlo para su pasatiempo favorito o hacer algo que nunca creyó que podía hacer. No importa cuál sea la opción que elija, pero tiene que plantearla desde el principio.

– Ahorre y haga las estimaciones de gastos: Designe una cuenta bancaria o un lugar especial en donde va a depositar el dinero que estará destinado al año sabático. Debido a que comenzará a hacerlo con varios años de anticipación, debe ahorrar dinero con la idea de que se generará una suba de precios. No permita que ese fondo sea utilizado para ningún tipo de emergencia.

– Trabaje sin descanso: En esos cinco años que preceden a su tiempo sabático, puede sacrificarse y conseguir más trabajo, que le retribuya con mayores ingresos. Busque otras alternativas de empleo, así sea independiente o de medio tiempo, para que ese dinero también pueda ser ahorrado.

El año sabático no debe ser una decisión que se toma a la ligera y más importante aún, recuerde planearlo desde el punto de vista financiero.

Inversor Global analiza regularmente éstos y otros temas. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí

Deja tu respuesta