¿Traerá el frío un congelamiento del dólar?

En los días que ya pasaron de junio hay algo que quedó claro: el Banco Central de la República Argentina adoptó y profundizó su política de “minidevaluar” el peso contra el dólar. Se cree que aumentó la velocidad del deslizamiento a la baja en la moneda local por temor al impacto que podría tener el intento del Banco Central Europeo de abaratar el euro.

Si bien estas minidevaluaciones se han sostenido y en junio el dólar se empezó a recalentar, en la City alertaron sobre un pronto congelamiento de la divisa para desincentivar la especulación por parte del mercado.

Según publicó el diario La Nación, la depreciación del peso se aceleró ayer en el mercado oficial después de que el Central avaló un ajuste de 0,28% contra el dólar estadounidense.

Los especialistas afirmaron que se trató de un intento para evitar que el diferencial de inflación que tiene la economía local con buena parte de las del resto del mundo le haga perder a la moneda argentina la competitividad ganada tras la devaluación de enero.

El ajuste a nivel mayorista llegó a 2,4 centavos, al pasar el precio de venta del dólar de 8,10 pesos a 8,13 pesos y elevó a 0,62% la tasa de devaluación oficial del peso en lo que va del mes. En mayo, ese ajuste había sido de 0,98% y en lo que va del año ya llega a 19,5 por ciento.

Según compartió el periódico El Cronista, algunos analistas creen que el BCRA aceleró la marcha de la devaluación para estimular un poco más las liquidaciones del sector sojero de cara a un calendario de pagos que se anticipa más exigente.

Sin embargo, algunos operadores aclararon que es probable que, para quitarle previsibilidad a la estrategia oficial, pueda “congelarlo” en el corto plazo. Asimismo, aclararon que en las primeras dos semanas de mayo el Central había autorizado una microdevaluación y después, en la segunda quincena, “planchó” el precio.

Es difícil prever qué política adoptará el Central ya que por un lado está la especulación de los exportadores y por el otro la enorme cantidad de turistas argentinos que viajarán al Mundial de Brasil 2014. Lo que sí es seguro es que la entidad monetaria va a tener que tener cuidado, porque si sigue subiendo el dólar los exportadores no van a querer adelantarse, van a esperar para vender más caro”.

Si desea seguir de cerca este tema e informarse sobre la cotización de la divisa y sus proyecciones de cara al Mundial de Brasil 2014 y, en un escenario más lejano a las elecciones 2015, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta