Sigue la novela buitre: el Gobierno anunció el pago y “se deslindó de responsabilidades”

Pese a sus consecuencias directas en la economía local, la pelea de la Argentina con los holdouts ya ha dejado de ser un tema económico y se ha vuelto un fértil campo de discusión legal. Así, esta mañana, luego de que se conociera este jueves que el juez Thomas Griesa rechazó la cautelar presentada por los abogados del país, apareció en todos los diarios locales una solicitada en la que el Gobierno anunciaba el pago del vencimiento del próximo lunes. 

El aviso legal está destinado a los “tenedores de deuda argentina de los canjes 2005-2010” y reza: “se publica con el objeto de comunicar a los tenedores adherentes de los canjes de deuda soberana argentina de 2005 y 2010 el efectivo cumplimiento de la República Argentina respecto a sus obligaciones”.

En una nueva jugada arriesgada del Gobierno, el anuncio dice que la República Argentina se deslinda “de cualquier responsabilidad y/o incumplimiento que prentenda imputársele”. De esta manera, el país devuelve la pelota a la cancha de Griesa, que deberá decidir si embarga o no los 539 millones de dólares girados al Bank of New York Mellow, tal como anunció el ministro de Economía ayer. 

La nota va más allá y también advierte que  “los importes así depositados y a disposición del agente fiducidario son propiedad fiducidaria de los tenedores, siendo obligación del agente fiducidario mantenerlos en beneficio de los tenedores, hasta su liquidación y pago, no existiendo ningún interés de la República Argentina sobre tales importes una vez depositados”.

Más allá de los anuncios legales, este mediodía la Argentina saldrá verdaderamente a la cancha cuando cumpla con la citación realizada por el juez Griesa, estimada para las 10.30 de la mañana en Nueva York (11.30 hora argentina). Allí los abogados de cada parte se reunirán con el representante designado por Griesa, Daniel Pollack que tendrá que anunciar su decisión, lo que pondría fin a esta novela que tiene en vilo a los inversores del país. 

Pollack puede decir que los bonos depositados al BoNY serán embargados el próximo lunes ( día del vencimiento de la deuda); o o deja pagar en tiempo y forma los vencimientos por más de u$s 1.000 millones que la Argentina tiene que concretar el 30 de junio.  Si finalmente opta por el segundo, se abrirá un nuevo capitulo en esta historia, ya que el país podrá negociar con los fondos buitre.

Estas negociaciones podrían durar hasta septiembre, cuando el Gobierno deba nuevamente cumplir con el pago de nuevos vencimientos de deuda “performing” (con pagos actualizados y emitida luego del default de 2001).

 

Deja tu respuesta