Sepa por qué buenos inversores no dejan herencia

La forma de criar a los hijos no sólo varía a través del tiempo sino también entre las distintas familias. Sin embargo, entre los millonarios esta manera de concebir la crianza es bastante similar.

Esto es así porque, más allá de que estos pequeños vivieron una vida de lujo, tarde o temprano, lo perderán todo en pos de desarrollar el amor por el ahorro y la inversión.

Así es, los ricos creen que es mejor donar sus fortunas a la caridad y dejar sólo con lo justo y necesario a sus herederos. Justamente, en los últimos días, el cantante Sting confirmó que haría desaparecer su fortuna: “tememos muchos compromisos. Lo que entra se gasta y después no queda mucho. Y, por supuesto, no quiero dejarles fondos fiduciarios a mis hijos, porque se convierten en un obstáculo para su progreso”, declaró el músico.

Así que, los seis hijos del cantante no deben esperar ninguna herencia considerable de su famoso padre, pues no cree en los fondos fiduciarios y porque gasta casi todo lo que gana.

Sin embargo, Sting no es el único. En los últimos años, esta forma de pensar se extendió gracias a la filantropía, a la mayor esperanza de vida y, sobre todo, por el deseo de que los hijos se labren su propio futuro y sepan lo que cuesta conseguir la riqueza.

El embajador de esta tendencia y de lo que muchos consideran la nueva filantropía es Bill Gates. Junto a su esposa Melinda, lidera la fundación que lleva sus nombres, dedicada a ofrecer oportunidades en salud y educación en sociedades menos favorecidas.

Según publicó el sitio El País, el verano pasado, los Gates y Warren Buffet (la segunda y tercera fortunas mundiales, según Forbes) lanzaron la campaña The Giving Pledges (promesas de donación), que pretende que las grandes fortunas se comprometan a donar en vida la mayor parte de su riqueza.

Son ya 57 los miembros de este club de filántropos. La propuesta choca con la tradición cultural española, en que buena parte de los ricos lo son por familia y no porque se hicieran a sí mismos. Son pocos los magnates españoles que siguen los pasos de Gates.

El creador de Microsoft es, además, un firme defensor de elevar los impuestos a las herencias. La fiscalidad de las sucesiones es un debate agitado en EE UU que también llega a España, donde varias comunidades la han bajado hasta eliminarla en la práctica.

Warren Buffett, un exitoso inversor y jefe de la compañía Berkshire Hathaway, que en 2010 fue el tercer hombre más rico del mundo, coincide con Gates en cuanto a la herencia de sus hijos. Buffett tiene tres descendientes, al igual que Gates, y asegura que dejará una herencia limitada a sus hijos.

“Dejaré a mis hijos suficiente dinero para que puedan hacer lo que sea. No obstante, no habrá mucho dinero, para que todavía tengan ganas de hacer algo”, dijo el multimillonario en una ocasión. En 2006 Buffett declaró que el 99% de su fortuna se destinará a fines benéficos, ya sea durante su vida o después de su muerte.

Por su parte, el director de cine George Lucas, ‘el padre’ de La Guerra de las Galaxias, también planea dejar a sus tres hijos un porcentaje mínimo de sus posesiones. A su vez el propietario de la cadena CNN, Ted Turner, que trabajó “muy duro” para tener lo que tiene, quiere que sus hijos también trabajen para alcanzar lo que deseen en la vida.

Si desea recibir un informe completo con los mejores datos y claves para mejorar sus inversiones y así también propiciarla en todos sus conocidos, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global.

Comment 1

  1. Charlie Macaluso

Deja tu respuesta