Según los holdouts, la Argentina “eligió ponerse al borde de un nuevo default”

Los holdouts salieron al ataque. Más precisamente el fondo NML Capital, que le ganó a la Argentina en los tribunales de Estados Unidos el juicio por los bonos en default, publicó hoy en un comunicado que el gobierno nacional “ha elegido poner al país al borde del default” y que “las promesas de negociación no son más que otra promesa incumplida”.

En una nota de prensa firmado por Jay Newman, gerente de inversiones de Elliot Management, la empresa controlante del fondo NML que litiga contra la Argentina, afirmó que”Argentina se niega a negociar”.

“NML ya está en la mesa, listo para hablar, pero Argentina se negó a negociar”, expresó hoy Newman que administra el fondo NML Capital de Paul Singer y que está encargado de las negociaciones para encontrar una salida a la pelea entre los holdouts y el país.

Según un comunicado del fondo buitre distribuido a periodistas que cubren el caso en Nueva York y que ya empezó a circular por las redes sociales, “ La Argentina eligió ponerse al borde de un nuevo default. Sinceramente esperamos que reconsidere la decisión para no quedar en un callejón sin salida”.

“La disposición de negociar expresada por la Argentina no fue más que otra promesa incumplida. NML está sentada en la mesa, lista para hablar, pero la Argentina se rehúsa a hablar sobre cualquier aspecto de la disputa”, afirmó Newman a los medios y se mostró muy enfático al declarar que “no hay negociaciones en curso, no las hubo y la Argentina se niega a comprometerse en el futuro. Esperamos que reconsidere un camino de salida”.

El contra-ataque de NML llegan después de que el juez Thomas Griesa virtualmente congelara el pago de 539 millones de dólares que el Gobierno debería hacer hoy a tenedores de deuda (bonos Discount) bajo legislación extranjera.

También funcionó como respuesta al comunicado “Argentina Paga” que emitió el Ministerio de Economía, en el cual afirmaba que el país negociaría pero respetando su Constitución y los contratos vigentes con los bonistas que ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010.

Paralelamente, en la OEA el gobierno de Obama pidió “no interferir con  las decisiones judiciales” respecto al conflicto argentino con los holdouts. Si bien el organismo aprobó un encuentro especial para tratar el tema,  Washington dejó en claro que se debe respetar la “independencia” del sistema judicial y no obstruir en su tarea.

Si desea recibir un informe completo con todas las consecuencias que genera el fallo de la Corte Suprema en la economía argentina, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Comment 1

  1. RICHARDAKD

Deja tu respuesta