Para 2015, los inversores pronostican un dólar a 10,39 pesos

Bajo presión, la Argentina es obligada a saldar sus obligaciones adquiridas y por eso, se cree que completará los pasos necesarios para regresar a los mercados. Esto, sumado a que tan sólo faltan dieciocho meses para el cambio de Gobierno, contagió de optimismo a los inversores que ahora pronostican un dólar 2015 a 10,39 pesos.

Según publicó El Cronista, la posibilidad de colocar deuda fuera del país, en los próximos meses, asegura un mayor ingreso de divisas en el mediano plazo y descomprime las expectativas de devaluación.

Es por eso que, anteayer, el blue se desplomó de los 12,40 a los 11,70 pesos y el “contado con liqui” quedó al borde de los 10 pesos; y los inversores ven ahora un tipo de cambio oficial 25 y 30 centavos más bajo dentro de seis y nueve meses (noviembre de 2014 y febrero de 2015) que el que preveían la semana pasada.

Sin embargo, ayer el blue subió 20 centavos, y pasó de 11,90 a 12,10 pesos, y se augura que hoy se estanque en 12,15 pesos. En el mercado creen que el valor al que había llegado el billete anteayer, en 11,70 pesos, “fue una gran agachada”. Por eso, cuando llegó a ese piso todos los mayoristas empezaron a tomar órdenes de compra.

La decisión de dejar atrás el default que tomó el Gobierno, y que trascendió luego del discurso que dio Cristina de Kirchner por el Día de la Bandera, generó una euforia en los mercados externos el último viernes que se terminó materializando anteayer en la plaza local.

El dólar se mantuvo prácticamente congelado por el Banco Central durante todo junio en los 8,15 pesos, en una plaza que mostró un bajísimo volumen de negocios. Pero el tipo de cambio que está implícito en los contratos a futuro que se negocian en Nueva York, y que están libres de las intervenciones diarias del Banco Central, había llegado a dispararse hasta los 10,70 pesos hasta hace pocos días.

Sin embargo, finalmente, se desplomó 30 centavos, hasta los 10,39 pesos para el plazo de nueve meses (febrero 2015), y 25 centavos, hasta los 9,59 pesos, para el de seis meses (noviembre 2014). En el Rofex, el mercado local de derivados en el que los precios venían algo más planchados por la acción oficial, el dólar estimado a fin de año bajó de 9,50 pesos a 9,40.

A los inversores les entusiasma la posibilidad de que la Argentina dé un paso inédito en esta década: el de llegar a un acuerdo por el total de la deuda no estructurada. En Wall Street ya muchos bancos de inversión habían anticipado, sobre el final de la semana pasada, que las expresiones de los funcionarios que amenazaban con un incumplimiento podían ser parte de una táctica para debilitar a los holdouts en la negociación, y para empujar a Griesa a restablecer el stay

Si desea recibir un informe completo sobre la cotización del dólar en la Argentina y cuáles son sus pronósticos y perspectivas, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta