La Bolsa porteña despunta, optimista por la negociación con los buitres

La distancia de un lunes negro a un lunes más verde, en la Argentina parece ser sólo de 7 días. Así, una semana después del fuerte desplome del Merval el pasado lunes, cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos anunció que no tomaría el caso argentino en su pelea con los holdouts, esta semana la Bolsa porteña comenzó con subidas de hasta el 18%. 

Había muchas expectativas sobre la apertura del mercado, luego de las conciliadoras palabras de Cristina Kirchner en el acto por el día de la Bandera. Tras el giro del Gobierno en su postura en la disputa con los fondos buitre, la Bolsa porteña abrió en alza. El índice Merval de Buenos Aires crece un 6,15 por ciento a 7.799,94 unidades, liderado por las acciones del rubro bancario, según consignó la agencia Reuters.Las subas más importantes las experimentan Francés (10%), Telecom Argentina (9,44%), y Galicia (8,81%).

El total negociado en acciones asciende a $ 18.362.023, con un balance de 27 papeles en alza, 1 en baja y 2 sin registrar cambios en su cotización.

Los bonos soberanos también registraron fuertes subas, en promedio del  5,3%. El  bono argentino “Disc” en dólares crecía un 13,5 % en plaza extrabursátil local. En su conjunto, los bonos soberanos argentinos en el mercado extrabursátil subían un 5,3 % en promedio.

En el mercado cambiario, el dólar oficial abrió estable y se mantiene en 8,15 pesos para la venta en la city porteña. En tanto, el blue cae 70 centavos y cotiza a 11,70 pesos para la venta.

La euforia local  tuvo un leve eco en Wall Street, donde las acciones argentinas. El impacto fuerte se sintió el viernes pasado, luego del discurso de la Presidenta. Entre los papeles que más subas presentaron se encuentran  BBVA 5,6%; Irsa 1%; YPF 3,3% y Pampa 2,2%.

Por su parte, el riesgo país, que habia vuelto a tomar protagonismo la semana pasada, presentó una reducción este lunes del  5,9% y bajó  a 667 puntos básicos en una rueda en donde reina el optimismo en el mercado local. Los inversores están expectantes de que el Gobierno inicie las negociaciones con los buitres.

Deja tu respuesta