Kicillof: “Solicitamos una medida suspensiva de la sentencia”

Finalmente la Argentina movió su pieza en el complicado tablero que será la negociación con los fondos buitre para evitar que el país caiga en el default. Esta tarde, el ministro de Economía Axel Kicillof, presentó a los medios la carta que los abogados del país hicieron llegar al juez Thomas Griesa, donde el Gobierno le solicita que suspenda los fallos que ordenan el pago a los holdouts. 

Griesa había suspendido el stay la semana pasada, tras el dudoso anuncio de Cristina Kirchner del último lunes. Ahora, los representantes de la Argentina le solicitan que vuelva a imponer esta medida,  y le dé así un “paraguas legal” al país para que pueda negociar con los fondos buitre cómo pagarles lo que reclaman por los bonos en default.

Kicillof aprovechó el entretiempo de uno de los partidos más atractivos de la fecha en el Mundial de Brasil, Holanda vs. Chile, para hacer el anuncio a la prensa.  Según informó el Ministerio poco más tarde, la carta fue presentada poco después (a las 14:40 hora argentina) al juez neoyorquino.

“La República Argentina tiene voluntad de pagar de buena fe” y por eso “respetuosamente solicita una medida suspensiva (“stay“) de los Amendment Injuctions (medidas cautelares) que le permita establecer conversaciones con los demandantes en un plazo de tiempo razonable para este tipo de negociaciones”, resalta la misiva en sus primeras lineas.

El Gobierno corre contra reloj: debe asegurarse que cuando liquide el pago de deuda del próximo 30 de junio, ese dinero no sea embargado por los fallos de la justicia estadounidense.  Si el 30 de junio la Argentina no paga esos vencimientos, todavía tiene un mes de plazo hasta entrar efectivamente en default gracias a los “Credit Default Swaps” o seguros contra default.

“Lo que pedimos es una suspensión de la sentencia para abrir un diálogo en condiciones justas, equitativas y legales, sin incumplir las obligaciones de la Argentina con el resto de los bonistas que si ingresaron a los canjes”, explicó el ministro.
En ese marco, Kicillof advirtió que si no se vuelve a dictar la cautelar que frena el pago “se puede dar que al cumplir una sentencia, incumplamos lo acordado con el 92% de los bonistas”.

El ministro también explicó porqué sería importante para el país que la situación se resuelva después de fin de año. “Además hay condiciones que señalan que no se le puede pagar a otros acreedores más que lo que se les paga a los que entrar al canje”, dijo en referencia a la denominada cláusula RUFO, que vence en diciembre de este año.

Consultá el documento completo:

[spiderpowa-pdf src=”https://www.igdigital.com/wp-content/uploads/2014/06/Juez_Griesa.pdf”]Juez_Griesa

Deja tu respuesta