Expectativa en Uruguay por una exitosa refinanciación de su deuda

En la economía como en la vida, aprovechar las oportunidades es clave, ya que éstas no suelen repetirse. El gobierno de Uruguay lo sabe y lo aplica, y por eso ayer logró cerrar una exitosa operación de refinanciación de deuda.

Después de que Moody’s, la agencia calificadora de riesgo, haya elevado la calificación de su deuda a un máximo histórico (5,1%), el gobierno del país vecino lanzó este martes una oferta de bonos globales en dólares con vencimiento en 2050.

La administración del presidente José Mujica “pretende usar el producto neto de la venta de los nuevos bonos para propósitos generales del gobierno, que incluye inversión financiera y la refinanciación, recompra o retiro de títulos”, señala el informe difundido por la Unidad de Gestión de Deuda del ministerio.

Esto no hace más que confirmar la buena reputación del Uruguay en los mercados financieros internacionales: emitió un bono con vencimiento en el año 2050, por un monto de 2000 millones de dólares, con una prima de riesgo de apenas 1,65 por ciento sobre títulos similares de Estados Unidos.

Según publicó el diario La Nación, la emisión ocurrió concretamente ayer en Nueva York, y permitió a la administración del presidente uruguayo estrenar la nueva calificación que le otorgó Moody’s el 29 de mayo, la mejor que ha tenido este país, en el penúltimo escalón de la franja de investment grade.

El nuevo bono emitido es el de mayor plazo de Uruguay, que nunca había colocado deuda a 36 años. Según fuentes que participaron en la operación, el título tiene amortizaciones en los años 2048, 2049 y 2050, y paga intereses en junio y diciembre de cada año, con una tasa fija de 5,1 por ciento.

A la vez, Uruguay ofreció recomprar títulos con vencimientos en 2015, 2017, 2022, 2025, 2033, 2036 y 2045 con un capital pendiente de amortización de alrededor de 4.500 millones de dólares, según el prospecto de la operación.

Los propietarios de bonos uruguayos podían optar por recibir efectivo por el pago adelantado de la deuda o canjear sus papeles por nuevos títulos, aplazando las obligaciones de pago por parte del Estado hasta el 2050.

Si desea conocer más sobre el bono uruguayo y sobre otras herramientas financieras de la Argentina y del mundo, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta