El secreto de Suiza, a punto de pasar a la historia

Este martes a las 13:00 horas, toda la Argentina se postrará frente a los televisores para ver el partido de fútbol que jugará la selección contra los once de Suiza, en su encuentro de octavos de final de la Copa Mundial de Brasil, 2014. Los suizos deben estar con los nervios de punta, pero el partido de fútbol de este 1 de julio no es la única razón por la que tiemblan.

FATCA es la otra razón por la que el país, pero por encima de todo los bancos locales, tienen miedo de que llegue este día.

¿Qué es FATCA?

FATCA significa Foreign Account Tax Compliance Act o Ley para el Cumplimiento Fiscal de las Cuentas en el Extranjero.

Tanto los bancos como los intermediarios financieros suizos deberán comenzar a aplicar la normativa a partir de este martes y esto implicará que Estados Unidos exigirá a entidades alrededor del mundo todos los datos sobre el dinero que tengan personas sujetas a tributar en esa nación.

De acuerdo con un artículo publicado en el sitio web Swissinfo, FATCA habría generado una unánime respuesta negativa por parte de los bancos en Suiza, debido a que querían proteger su privilegio de no informar qué dinero se encontraba en sus bancos ni revelar información de sus clientes. Sin embargo, la actitud frente al tema ha cambiado luego de que en Estados Unidos se abrieran procesos contra 15 bancos helvéticos por ayudar a que miles de personas evadieran impuestos.

¿Desde cuándo existe el secreto bancario en Suiza?

El secreto bancario habría comenzado hace unos 300 años, cuando los reyes de Francia llevaron parte de su riqueza a Suiza y pidieron a las autoridades de ese país que no se revelara de quién era y cuánto era lo que estaba depositado allí.

No obstante, su papel de reservar la identidad de quienes tenían capital en los bancos tomó gran importancia durante la Segunda Guerra Mundial, en donde se encontraban alojados dineros de refugiados y exiliados judíos.

Hoy en día, el secreto bancario se ha tornado en una norma que hace más mal que bien tanto a países como Estados Unidos -y su recaudación de impuestos- como a la misma Suiza, que por negarse a brindar información, sus empresas han tenido que enfrentar líos judiciales en el exterior.

Todo gracias al acuerdo con OCDE

Los rumores de que la nación europea dejaría el secreto bancario comenzaron en octubre del año pasado, cuando se firmó el acuerdo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), llamado The Multilateral Convention on Mutual Administrative Assistance in Tax Matters (Convención Multilateral sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal).

En ese entonces, el secretario general de la organización, Angel Gurría, dijo que la decisión de Suiza de firmar enviaba una señal clara y fuerte de que quería formar parte de la comunidad de estados que consideran como una necesidad la cooperación en contra de la evasión fiscal.

Por supuesto, el gran cambio que sufrirán los bancos locales les significará grandes gastos: según explicaba el portavoz de la Asociación Suiza de Banqueros al portal web mencionado anteriormente, toda la logística de búsqueda de los clientes costará entre 225 millones de dólares y 340 millones de dólares aproximadamente.

Este martes se revela el secreto bancario suizo. Veremos si también se revelará el secreto de los futbolistas para que Argentina venza y pase a la siguiente ronda.

No olvide que Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta