El FMI alarmó sobre los posibles efectos del juicio entre la Argentina y los holdouts

Cuando falta cada vez menos para que la Corte Suprema de Estados Unidos defina su posición en el llamado “juicio del siglo” entre la Argentina y los Fondos Buitre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) se manifestó ayer “”profundamente preocupado”” por los efectos que puede generar el desenlace del juicio.

Este, al igual que el gobierno de Estados Unidos y otras administraciones, considera que si la Corte Suprema ratifica el fallo en contra de la  Argentina, futuras reestructuraciones de deuda soberana de todo el mundo correrían peligro.

Así lo expresó el vocero del FMI, Gerry Rice ayer por la mañana durante una conferencia de prensa desde Washington, donde afirmó que “el Fondo sigue profundamente preocupado por las amplias implicaciones sistémicas que la decisión de la Corte (de Nueva York) podría tener, en general, para los procesos de reestructuración de deuda”.

Hace algunos meses, la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, había manifestado su apoyo a la Argentina en este caso, pero nunca formalizó eso ante la Justicia. Si bien evaluó presentarse como amicus curiae del país, finalmente se mantuvo al margen, entre otras cosas porque Estados Unidos no lo hizo.

Sin embargo, la administración de Barack Obama apoyaría a la Argentina si la Corte Suprema le pide opinión al Procurador General, algo a lo que apuesta el gobierno de Cristina Fernández. Porque el jueves, se pueden dar tres posibilidades: que el alto tribunal le solicite información al gobierno de los Estados Unidos, que tome el caso o que al rechazarlo deje firme el fallo del Juez Griessa, siendo este el peor escenario para la Argentina.

Pedirle una opinión a la administración de Obama antes de decidir que hacer le permitiría al país ganar meses y llegar a 2015 y, a la vez, negociar en mejores condiciones una salida al entuerto con los litigantes. En 2015 vence la cláusula RUFO de los bonos reestructurados, que impide que el país realice una mejor oferta que la de los bonos del canje. En el Ministerio de Economía y en oficinas de amicus curiae de la Argentina indican que esta es la opción más probable y hasta excluyente.

El mercado también espera que el desenlace del juicio sea este y no otro. La City porteña espera ansiosa el desenlace de la Corte Suprema de los Estados Unidos ya que según los informes, los bonos locales podrían trepar hasta 40% de darse el escenario más favorable desde el punto de vista soberano, aunque de todos modos, también se contempla que, en contra de toda esperanza, el resultado no sea positivo para el país.

¿Qué pasará si la Corte rechaza el caso y obliga a la Argentina a pagar?  Para saber qué consecuencias generaría en el país y en sus herramientas financieras y económicas, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. En él, no sólo encontrará la respuesta a esta pregunta sino que también se actualizará constantemente sobre éste y otros temas de política económica argentina y sus consecuencias. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click acá.

Deja tu respuesta