Economía Real: ¿Cómo impacta la decisión de la Corte en el bolsillo de los argentinos?

Este lunes la noticia de que la Corte Suprema de los Estados Unidos no intervendría en la apelación argentina en la causa por los holdouts sacudió a las redacciones de los medios de comunicación del país y tuvo su correlato en los medios especializados del mundo entero. 

Anoche, la presidenta Cristina Kirchner dijo en cadena nacional que el país “honrará sus deudas”.  Sin embargo, luego del anuncio de la mandataria, reinó la incertidumbre sobre cómo efectivamente lo hará.  Es que la Argentina quedó frente a un virtual precipicio: pagar la deuda a los fondos buitre o caer en un default técnico. En los mercados, la decisión de la Corte, que no había sido prevista en los días previos, representó un fuerte golpe, con desplome de acciones en la City porteña y en Nueva York. 

Hasta aquí lo que cualquier argentino con acceso a internet o a la radio puede saber. Pero, ¿cómo se traduce esta novedad, de fuerte corte político y bursátil, en la realidad económica de los argentinos? 

La incertidumbre es lo que reinará en los mercados estos días. En principio, hasta que el ministro de economía, Axel Kicillof hable esta tarde y anuncie finalmente qué rumbo tomará su equipo económico. Mientras los analistas plantean tres posibilidades, que van desde la negociación con el juez Thomas Griesa y los fondos buitre, el cambio de jurisdicción de la deuda, hasta el default técnico, las consecuencias ya comenzaron a sentirse.

¿Qué va a pasar con el dólar?

Una de las variables más sensibles de la economía local es el tipo de cambio. Es que con mucho esfuerzo por parte del BCRA, se construyó en esta primera mitad del año una “pax cambiaria” demasiado frágil.  Ayer, el dólar oficial registró una fuerte suba en el mercado del Rofex. Así, el dólar futuro cerró a 9,46  pesos para diciembre, pese a que el Central intervino en la plaza para aplacarlo. Mientras tanto, lejos del radio de acción de la entidad, en Wall Street cerró cerca de los 10 pesos. 

En la calle, donde primero se va a sentir el impacto de la medida es en la cotización del dólar blue. Esta mañana, la divisa se disparó 25 centavos en el mercado paralelo y logró trepar hasta los 12,10 pesos. El billete sube de la mano del dólar bolsa, que ayer se ubicó en los 11, 56 pesos.

¿Cómo impactará en las tasas?

A nivel financiero, “Ya lo estamos viviendo: sube la prima de riesgo país por la caída en el precio de los bonos y esto genera un efecto y presión alcista en el resto de las tasas”, explica Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global.Ayer vimos subas en el call money (tasa interbancaria) y si no se despeja la incertidumbre es probable que haya presión sobre la BADLAR”. 

 A esto se le suma la medida que el Banco Central había tomado la semana pasada de ponerle topes a las tasas de referencia. Un recorte en la tasa activa de los bancos, bien podría llevar a un recorte en la tasa pasiva, es decir, la de los plazos fijos. Sin embargo, en este contexto, los bancos tienen miedo de perder depósitos. Por eso en los próximos días, la dirección será inversa: el plazo fijo pagará más porque, especialmente en este contexto, a las entidades les interesa asegurarse su ‘colchón’.

¿Aumentará la inflación?

El aumento generalizado de los precios se siente rápidamente en el bolsillo de los argentinos. Según publicó esta mañana El Cronista si el Gobierno emite cada vez que necesita recursos para financiar su déficit, y el frente externo parece ahora cerrarse por el caso de los holdouts, entonces la menor entrada de recursos del exterior afianzará la necesidad de fondearse con recursos propios, por ende, con emisión y subas de impuestos. 

Los más pesimistas también advirtieron el delicado equilibrio entre inversión extranjera y nivel de empleo, una de las variables más sensibles del modelo económico actual. En el peor de los casos, si la Argentina incurriera en una cesación de pagos, las inversiones, tanto internas como externas, podrían congelarse y eso repercutir sobre las decisiones de los empresarios a la hora de mantener personal o incorporar nuevo. 

A la espera de un plan de acción

De todas formas, distintos analistas consultados por Inversor Global llamaron a operar con cautela, por lo menos hasta que se conozca el plan que llevará adelante la Argentina para revertir esta difícil situación. “Todavía hay chances de que el país pueda llegar a un acuerdo con los buitres en enero del año que viene y pagar sin que los otros acreedores entren en la jugada”, afirma Martínez Burzaco. 

 

 

Deja tu respuesta