¿Cuál será la mejor inversión del segundo semestre?

Si bien en este primer semestre costó identificar los activos que siguieron el ritmo galopante de la inflación, con un poco de paciencia y tiempo fue posible definir qué apuestas fueron las más convenientes: el sector energético y bancario. En algunos casos puntuales, se experimentaron subas de hasta el 80% en 30 días.

Sin embargo, las previsiones para lo que resta del año no parecen ser tan prometedoras. Muchos especialistas aseguran que las mayores ganancias podrían obtenerse a través de la inversión en renta fija.

Es evidente que el mercado está esperando al 12 de junio, cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos fallará sobre el caso abierto por fondos holdouts contra el país. También por eso se vuelve aún más complicado realizar pronósticos a ciencia cierta.

El 12 de junio es el “Día D” para todos los inversores, y, por eso, muchos comienzan a cubrirse ante un posible default técnico, en el caso de que se dé una decisión adversa que “agrave la necesidad de dólares del Gobierno o incluso genere una subida más fuerte del tipo de cambio”, advirtieron los analistas de Research for Traders en un artículo publicado en Sala de Inversión.

En esta misma dirección, los Credit Default Swap (CDS) de la Argentina a un año subieron esta semana cerca de 200 puntos básicos. Por su parte, los contratos de futuros del dólar que vencen en enero de 2015 se incrementaron hasta los 10,38 pesos argentinos en Nueva York, frente a la cotización actual de 8,12.

Federico Desprats, portfolio manager de Intervalores, señaló: “mis preferencias de riesgo para el segundo semestre estarán en los bonos largos nominados en dólares, tanto legislación local como extranjera. Estos bonos, además de captar la suba del dólar, serán los de mayor subida en precios ante bajas en los rendimientos exigidos por el mercado.

Y continuó: “si pensamos que los rendimientos pueden bajar entre 200 y 300 puntos básicos desde el 11-12% actual a un más razonable 8-9%, la subida esperada en el precio de estos bonos estaría, en promedio, en un 25% en dólares. Difícil empardar este rendimiento incluso en el mercado accionario local”.

Los analistas de Puente rescatan de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) a los papeles del sector energético y bancario, aunque aconsejan como primera opción comprar bonos en dólares en la parte corta de la curva, Boden15 o Buenos15, más Bonar24 y Discounts en la parte larga.

Por su parte, en Research for Traders creen que “una salida lo antes posible al litigio con los holdouts provocará una importante baja en los rendimientos de los soberanos argentinos emitidos en dólares, dado que podría atraer nuevos flujos de inversión. Pero el escepticismo de los inversores es elevado y no es posible anticipar una resolución de la justicia estadounidense”.

Fuente: Sala de Inversión

Deja tu respuesta