Brasil favorita en el Mundial, ¿y también en la Bolsa?

Diego Martínez Burzaco

Para los amantes del fútbol, como es mi caso, el Mundial se vive con mucha intensidad. Son 30 días vibrantes, donde cualquier partido acapara la atención. Desde un Costa de Marfil-Japón, pasando por Argelia-Corea del Sur, hasta desembocar en Portugal-Alemania.

Todos, absolutamente todos los partidos, tienen un condimento extra especial que nos hacen estar pegados a la pantalla de la tele durante 90 minutos.

Sin dudas que es un evento deportivo sin competencia alrededor del globo.

Pero para aquellos que no comparten tanto el fanatismo por este deporte, también el Mundial puede llamarle la atención por cuestiones relacionadas con las inversiones.

Sucede que los informes que elaboran los principales bancos de inversión sobre este tema están a la orden del día. Muchos de los análisis que encontrará próximamente serán series estadísticas y econométricas  que relacionan, por ejemplo, al país anfitrión del evento con la performance de su mercado bursátil o al ganador del Mundial con la suerte de los inversores que apuestan por las acciones de ese país.

En esta oportunidad, ambos panoramas involucran a Brasil.

Para los grandes jugadores de las inversiones globales, Brasil es EL candidato a ganar la Copa del Mundo.

Por ejemplo, según el análisis que llevó adelante Goldman Sachs, Brasil tiene un 48,5% de chances de ganar el mundial. En segundo lugar, muy por detrás, viene la Argentina con un 14,1%, seguido por Alemania con un 11,4%.

En el informe, el banco se anima a dar cuál es el once ideal de la presente edición:

Usted se estará preguntando ¿qué tiene que ver esto con mis inversiones?

Acá recurrimos nuevamente a las estadísticas.

De acuerdo al mismo reporte de Goldman Sachs, existe como una especie de “luna de miel” entre el mercado bursátil del país que obtiene el campeonato y los inversores en el corto plazo luego de este hecho.

Según el análisis, el mercado bursátil del país ganador tiene un rendimiento superior de 3,5%, en promedio, respecto las acciones globales durante el primer mes después de la final. Sin embargo, la alegría no dura mucho y tan solo tres meses después esa ventaja relativa se diluye y al término de un año, ese mercado termina registrando una rentabilidad relativa más baja en 4% que las acciones globales.

La suerte para el subcampeón tampoco es la mejor ya que tres meses después de la final el mercado bursátil de ese país tiene un rendimiento inferior a las acciones globales de 5,6% en promedio.

Una estrategia a prueba de las estadísticas

Lo anterior es muy atractivo pero suena muy sofisticado para un inversor minorista. Y, sobre todo, son hechos basados en las estadísticas y que no aseguran su ocurrencia en el futuro.

Desde Inversor Global siempre estamos enfocados a estrategias de valor para la cartera de inversiones, creyendo en los fundamentos de las empresas o países.

Y por el momento, no nos ha ido mal.

De hecho, nuestra recomendación ideal para sacar provecho de la Copa del Mundo que presentamos en el informe “El secreto de las Copas del Mundo” acumula desde noviembre último un alza del 16% contra la suba de 9,5% que presenta el índice de acciones estadounidenses S&P500.

Pero más allá de esta oportunidad, si usted lee mi columna con cierta periodicidad ya debe saber cuál es mi postura sobre los mercados emergentes en el mediano plazo. Creo que es aquí donde se encuentran las inversiones con más potencial.

Y Brasil es un mercado emergente.

Cuando analizamos específicamente el mercado brasileño como un todo, podemos darnos cuenta que es una de las bolsas más atractivas en el mediano plazo, sin subestimar los riesgos del caso. Las acciones brasileñas cotizan a una relación precio / ganancia de 13,8 veces y la tasa de rendimiento de los dividendos (dividend yield) de esa bolsa es de un generoso 4,1%.

Para tener un elemento comparativo al alcance de la mano, las acciones estadounidenses cotizan a una relación precio / ganancia de 19 veces y su dividend yield es de 2,4%.

Sabemos que la economía brasileña tiene desafíos importantes. Pero lo cierto es que el mercado tiene descontado gran parte de estos en el precio de los activos.

Un ETF interesante para considerar una recuperación del mercado brasileño, más allá de la suerte que corra su selección en el Mundial, es el EWZ.

Creo que es una apuesta noble y con un riesgo equilibrado. Si está dispuesto a tolerar la volatilidad en el corto plazo, puede redituar muy bien en el largo.

“A su lado en los mercados”

Diego

P.D.: Si querés mantenerte actualizado sobre recomendaciones y estrategias de inversión, te invito a seguirme en mi Twitter: @diegomb80   

Deja tu respuesta