Tras pago de YPF, Repsol reparte un dividendo extraordinario entre sus inversores

“Quien ríe último, ríe mejor”, decían las abuelas y esta frase parece resonar en la cabeza de los ejecutivos de Repsol, que luego del revés que le significó a la compañía la estatización de YPF, apuntan a resarcir a sus accionistas del “mal trago”. Para esto, la compañía propondrá a su consejo de inversión el pago de un dividendo extraordinario de un euro por acción, dinero que saldrá de la indemnización pagada por el Gobierno argentino para solucionar el conflicto.

Según informó el diario español El País este lunes, el resarcimiento por la expropiación de la actual petrolera estatal “sigue dejando a la empresa en una cómoda situación financiera, con músculo suficiente para realizar inversiones cuando se concrete alguna de las oportunidades que ya analiza.”

La noticia del pago de un dividendo entusiasma a los inversores de Repsol. Sin embargo, la decisión no se tomará hasta que se reúna el consejo de administración de la compañía este miércoles en su sesión ordinaria de cada mes.

De todas formas, no se trata de una compensación menor para los accionistas. El pago de un euro bruto por acción equivale a una rentabilidad del orden del 5% en relación con la cotización de  la petrolera en la Bolsa.  De hecho y para fines prácticos, significa una duplicación de la retribución anual de Repsol.

En España celebran la indemnización del 51% por parte del Gobierno Nacional.  La petrolera que preside Antonio Brufau hizo balance el viernes pasado de los fondos conseguidos en su salida de YPF. Con la venta de toda la cartera de bonos argentinos, Repsol ha obtenido unos ingresos de 4.997,2 millones de dólares.

Nada mal parece haberle ido a Repsol desde que se vio obligado a desprenderse de su participación en la Argentina. Desde el momento de la estatización, sus acciones treparon un 16 % y desde que se supo que la indemnización se haría efectiva los papeles alcanzaron su valor máximo.

Deja tu respuesta