Reservas: el Banco Central frenó importaciones por más de 300.000 dólares

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió poner en práctica antiguas estrategias para no marcar una baja en sus reservas y, al mismo tiempo, ponerle un freno al dólar paralelo, que ayer cerró a  11,83 pesos.

Desde la entidad se decidieron a incrementar aún más las trabas que imponen desde hace tiempo a las compras de dólares que hacen los bancos en el mercado mayorista oficial.

Estas trabas no fueron únicamente sobre aquellas que deben hacer por los pagos de importaciones de sus clientes, sino también hasta por los pequeños giros de divisas que deben hacer a las tarjetas de crédito para asegurar el consumo de los argentinos en el exterior.

La resolución le posibilitó al Central a comprar los 120 millones de dólares que habían liquidado los exportadores. Y mostrar de esta manera una recuperación “auspiciosa” en sus reservas de 82 millones de dólares, tras la caída de ayer, que dejó el stock en los 28.430 millones de dólares.

“Desde principios de abril hasta el 9 de mayo, ingresaron 3500 millones de dólares por liquidaciones de exportaciones del agro, pero las reservas aumentaron sólo 1300 millones de dólares”, ilustra un informe de la consultora Quantum Finanzas, que dirige Daniel Marx. “El pago de deuda e importaciones [de combustibles y otras atrasadas] merman la capacidad del Banco Central de retener las divisas”, sostiene.

Pero además de las restricciones a las importaciones, distintos operadores señalaron que hubo en el mercado bursátil algunas órdenes grandes de ventas de bonos en dólares, que ayudaron a tranquilizar la cotización del llamado “contado con liqui” y la del billete en el circuito paralelo.

Los operadores identificaron ventas de Global 17, Boden 15 y Bonar X, que adjudicaron luego a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses). Consultadas al respecto por el diario La Nación, fuentes del organismo se desligaron, sin embargo, de cualquier operación.

En cualquier caso, el BCRA logró en una rueda acumular dólares en sus arcas y, además, llevar algo de tranquilidad al mercado paralelo, donde el billete había llegado a operarse por encima de los 12 pesos esta semana ante la renovada demanda de empresas y de individuos.

Asimismo, el dólar de contado con liquidación, como se conoce en el jerga el tipo de cambio implícito que surge de la compraventa de bonos, terminó a 10,94 pesos.

Si desea mantenerse al tanto de ésta y otras internas económicas argentinas, no deje de suscribirse al Newsletter gratuito de Inversor Global. No sólo recibirá ese informe sino que también tendrá acceso gratuito a las entregas semanales de Federico Tessore y Diego Martínez Burzaco, si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta