¿Qué es un fondo buitre?

William Faulkner, narrador y poeta estadounidense, decía: “si me fuera a reencarnar, quisiera volver al mundo como un buitre: nadie lo odia, ni lo envidia, ni lo desea, ni lo necesita; jamás lo molestan y nunca está en peligro; además, le mete el diente a cualquier cosa.”

Aunque literaria, podría tratarse de una descripción más o menos atinada sobre los fondos de inversión que apuestan por capital de riesgo conocidos bajo el nombre de “fondos buitre”.

Su denominación es una analogía que compara a estos fondos con los buitres al sobrevolar pacientemente, esperando para lanzarse sobre los restos de una compañía debilitada; o, en el caso de las deudas soberanas, de un país deudor. Sin embargo, algunos prefieren denominarlos distressed debt o “fondo de situaciones especiales”, para evitar una denominación peyorativa.

Si desea recibir un informe especial sobre los fondos buitres, suscríbase gratis a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global y si quiere saber qué es un fondo buitre, preste atención a continuación:

¿Qué es un fondo buitre?

Un fondo buitre es un fondo de capital de riesgo o de inversión libre que invierte en una deuda pública o privada de un emisor que se considera débil o cercano a la quiebra.

El modus operandi del fondo buitre consiste simplemente en comprar en el mercado deuda de Estados y empresas al borde de la quiebra o en default (cesación de pagos), normalmente al 20% o al 30% de su valor nominal y luego pleitear o «apretar» por el pago del 100% de este valor.

El fondo buitre suele apostar a pacientes con altas probabilidades de rehabilitación, es decir, a Estados o empresas que tienen posibilidad de regularizar sus finanzas y salvar una cesación de pagos.

No hay que confundir lo que es un fondo buitre con los denominados holdouts, que son aquellos bonistas que en su gran mayoría han comprado la deuda con fines de inversión cuando la misma se paga en tiempo y forma; y que luego del default optan por no participar de un proceso de reestructuración de deuda para seguir con una demanda por la vía judicial para cobrar la totalidad de la deuda impaga.

¿Por qué la Argentina está en juicio con ellos?

Los títulos de deuda argentinos fueron emitidos en 1994, conforme al Fiscal Agency Agreement, acuerdo que prohíbe al emisor de deuda otorgar a futuros acreedores garantías o condiciones más favorables que al resto de los adquirentes de dicho empréstito, lo que se conoce como cláusula pari passu.

Los bonos cayeron en default con la crisis del 2001 por lo que el país ofreció un canje de la deuda argentina a los tenedores de estos títulos en 2005. Lo mismo se repitió en 2010. En ambos canjes se reducían los montos y se diferían los pagos, lo que fue aceptado por el 93% de los tenedores de bonos. El fondo Elliott Associates de Paul Singer demandó ,en 2011, a la Argentina, ante la Corte de Nueva York .

Si bien un 93% de los bonistas entraron a las reestructuraciones del 2005 y el 2010, en las cuales recibieron títulos que son honrados regularmente a cambio de fuertes quitas, una porción minoritaria de holdouts, liderada por los fondos NML y Aurelius, llevaron a la Argentina a tribunales en el extranjero para recuperar la totalidad de sus inversiones.

La presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en ocasión de una disputa con un fondo buitre que culminó con el secuestro de la Fragata Libertad en un puerto extranjero, afirmó que “los buitres son las aves que comienzan a volar sobre los muertos; los fondos buitre sobrevuelan sobre países endeudados y en default. Son depredadores sociales globales”.

¿En qué otros países invirtieron los fondos buitre?

  • Perú

Entre el 31 de enero y el 1 de marzo de 1996, el fondo Elliott Associates adquirió alrededor de 20 millones de dólares en títulos de la deuda soberana de Perú, pagando por estos títulos algo más de 11 millones de dólares. Entre enero y junio de 1996 se negoció la hoja de términos sobre la reestructuración de la deuda peruana.

De los aproximadamente 180 acreedores elegibles para participar en la reestructuración de la deuda de Perú, solo Elliott y Pravin Banker se rehusaron a hacerlo. Elliott Associates demandó luego a ese país en los tribunales de Nueva York, perdiendo en primera instancia pero ganando en segunda instancia. Cuando el Gobierno de Perú se aprestaba a girar los fondos para pagar a los acreedores que sí habían entrado al canje de la deuda reestructurada, este fondo buitre obtuvo una orden judicial de embargo contra ese dinero. De este modo, ya sin tiempo para apelar de dicha orden judicial, Perú se vio obligado a pagarle a Elliott Associates para no volver a caer en default soberano.

  • Panamá

Elliott Associates también entabló demanda judicial contra la República de Panamá. En diciembre de 1995 Jay Newman le recomendó a la empresa que comprara la deuda de Panamá garantizada por el Estado. Cuando Elliott Associates compró títulos de la deuda panameña, este país estaba en la última fase de la reestructuración de su deuda. Siguiendo la metodología clásica de los fondos buitre, la empresa se rehusó a participar en la reestructuración de la deuda panameña y, en julio de 1996, entabló una demanda contra Panamá procurando el pago íntegro de la deuda que había adquirido. El juicio fue desestimado posteriormente debido a que Water Street no cumplió con revelar al juzgado la identidad de sus inversionistas.

  • España

A raíz de la grave crisis financiera y económica que estalló en España en 2008, los fondos buitres adquirieron activos a precios de saldo, tanto del Estado Español, como de las Comunidades Autónomas y también de las entidades financieras. Por ejemplo en febrero de 2013 el fondo buitre Cerberus se hizo con una cartera de 574 millones de euros en activos fallidos de particulares y pymes correspondientes al Banco nacionalizado Liberbank, surgido de la fusión de tres Cajas de Ahorro. Espera obtener una rentabilidad de 21,3 millones de euros.

Para saber qué consecuencias generan en el país, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. En él, no sólo encontrará la respuesta a esta pregunta sino que también se actualizará constantemente sobre éste y otros tem
as de política económica argentina y sus consecuencias. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta