La ONU pronosticó una desaceleración económica en Sudamérica

Malas noticias para América del Sur. En un informe realizado por la Organización de las Naciones Unidas se pronostica una desaceleración económica en la región, principalmente en Brasil, la Argentina y Venezuela. Esto, además de impactar negativamente en estas naciones, hunde las previsiones de crecimiento para América Latina y el Caribe.

Pese a a esto las economías de México, Centroamérica, el Caribe y países sudamericanos como Bolivia, Colombia y Perú crecerán más aceleradamente, según los expertos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (DESA). Sin embargo, “la mala nota” de los sudamericanas hace tambalear las previsiones para toda la región. 

La ONU espera que el Producto Interior Bruto (PIB) de Latinoamérica y el Caribe suba un 2,6% en 2014, un punto menos de lo que estimaron en enero. En 2013, la región en general creció un 2,7% y los pronósticos para 2014 muestran que hay muchas diferencias entre las distintas áreas y países.

Los causantes de la desaceleración en América del Sur están relacionados con la reducción de la demanda global de materias primas y la dependencia de países como Brasil de la entrada de capitales exteriores para financiar el déficit por cuenta corriente, señaló el Dr. Pingfan Hong, uno de los creadores del informe.

Respecto a la inflación, la ONU espera que se mantenga generalmente estable, excepto en la Argentina y Venezuela. “La Argentina está experimentando una visible desaceleración, con una caída de la confianza de los negocios y presiones inflacionistas, mientras que es probable que la República Bolivariana de Venezuela entre en recesión”, indica el informe.

Más allá de América Latina

El panorama en las economías desarrolladas es bastante más optimista: la ONU mejoró ligeramente sus expectativas y prevé que el PIB progrese un 2% este año, con Estados Unidos (2,5%) a la cabeza y con una progresiva recuperación en la Unión Europea (1,6%). Sin embargo, advierte de que continúa habiendo situaciones frágiles en la zona euro y unas finanzas públicas “insostenibles” en muchos países desarrollados.

Además, advierte de que el empleo seguirá creciendo a ritmo muy lento y de que lo mismo ocurrirá con el comercio mundial, que seguirá sin recuperar este año los niveles previos a la crisis. Si desea recibir un informe completo sobre las previsiones económicas a nivel global y local, no deje de suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Se hará de la información más valiosa para tener en cuenta a la hora de elegir sus inversiones. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta