La debilidad del PBI de Europa sorprende a los mercados

debil-crecimiento-de-europaLa economía de la Zona Euro se expandió a un ritmo sorprendentemente débil en el último trimestre a pesar de que Alemania presentara una fuerte recuperación. Sin embargo, otros países clave en la región quedaron estancados. Además, la inflación sigue en una zona de riesgo.

Por una parte, el Producto Bruto Interno creció 0,2% en la Zona Euro durante el primer trimestre de 2014, en comparación con los últimos tres meses de 2013, según indicó la agencia de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

Aunque tuvo un ligero avance en cuanto al período inmediatamente anterior, la cifra quedó por debajo de las proyecciones de los analistas, que lo situaban en 0,4%. En términos anualizados, este incremento en el PBI quedaría en 0,8%.

En cuanto a la inflación, el Banco Central Europeo tiene como objetivo que ésta se encuentre menor a 2% pero muy cercana a esta cifra. Sin embargo, la tasa se situó el mes pasado en 0,7 %, que, a pesar de que subió desde el 0,5% de marzo, aún está muy alejada de la meta.

Las consecuencias para el ente bancario de la comunidad europea representan un reto y una presión mayor en cuanto a las políticas monetarias que ha adoptado para solventar los problemas económicos que aún se presentan en la región. Uno de los cambios esperados es que esas mismas políticas sean modificadas para evitar que ocurra una deflación, la cual terminaría por afectar aún más a la recuperación de la zona.

Hasta el momento la mejoría no logra tomar velocidad. Uno de los obstáculos que más representa problemas es que los 18 miembros del bloque permanecen en caminos muy divergentes. Mientras que Alemania tuvo un impulso destacado, Francia quedó estancada -además de no tener un avance en términos de inversión- e Italia, reconocida como la tercera economía de la región, se contrajo.

Varios economistas que hacen seguimiento a la situación, indican que unas de las políticas que deberá implantar el BCE deberán ser la reducción de las tasas de interés y la promulgación de otras medidas de estímulo para impulsar préstamos al sector privado.

No se puede negar que se divisa una cierta esperanza para que las cosas se solucionen, pero aún falta camino por recorrer. Por ahora, parece que el crecimiento depende casi exclusivamente de Alemania, cuya economía se espera por los analistas que siga con un empuje importante en este trimestre que comienza, mientras que Francia parece convertirse en la piedra en el zapato para lograr una expansión más significativa.

En cuanto a las cifras de pedidos industriales y confianza empresarial, tanto el elevado desempleo como las tensiones geopolíticas actuales (la situación entre Ucrania y Rusia) hacen que las mejoras demoren un poco más.

Aunque no se ve en el horizonte cercano que la región entre en deflación, de todas maneras el BCE quiere prepararse para adoptar medidas convencionales y no convencionales para evitar esta posibilidad.

No olvide que Inversor Global le puede dar una mano en su camino por lograr mayores ganancias. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta