Inglaterra encontró una polémica forma de aumentar su PBI: incluir la prostitución y las drogas

Parece que no solamente el Indec está preocupado en hacer crecer las estadísticas nacionales y que sean más atractivas para los inversores. En el Reino Unido están a punto de cambiar las métricas de sus cifras oficiales para hacer que su producto bruto interno (PBI) crezca en 1o.ooo millones de libras ( lo que equivale aproximadamente a 16 mil millones de dólares), sólo con pequeño cambio. ¿La estrategia? Incluir el dinero que mueven las drogas y la prostitución en los calculos del Estado británico.

A partir del próximo mes de septiembre, el país incorporará a su estimación el aporte de estas y otras actividades, según informó la Oficina Nacional de Estadística (ONS) de ese país.

Aunque la medida pueda parece polémica, Reino Unido no será el único estado en realizar estas modificaciones. Italia también ha confirmado que aplicará la norma ESA 2010 a partir de septiembre próximo en sus estádisticas. Este cambio supone la inclusión de las actividades económicas ilegales en las cifras nacionales.  Anteriormente, Estonia, Austria, Eslovenia, Finlandia, Suecia y Noruega comenzaron a contabilizar el aporte de estas actividades ilegales a sus respectivas economías.

Según la Oficina de Estadística británica, estas actividades ilegales representaron en 2009 10 millones de libras esterlinas. “La contabilidad nacional que se publicará en septiembre de 2014 incluirá por primera vez las drogas ilegales y la prostitución”, informó la agencia estadística, cuyas estimaciones cubren el impacto de la importación, la producción y la venta de drogas ilegales, así como la provisión de servicios de prostitución.

Cuantificar el capital que mueven las industrias que están al margen de la ley no es tarea fácil para un órgano estatal. En este caso, para medir la aportación de la prostitución, el ONS tuvo en cuenta no sólo el dinero del intercambio carnal sino también el del alquiler que pagan los burdeles, la venta de condones e incluso el de la ropa que llevan las prostitutas.   En el caso de las drogas, el ONS cuenta el dinero de la producción y venta de crack, cocaína, heroína, cannabis, éxtasis y anfetaminas.

Deja tu respuesta