Estados Unidos no convalida el comportamiento financiero de la Argentina

El presidente norteamericano, Barack Obama, volvió a aclarar que “no convalida” el comportamiento financiero de la Argentina, sino que por el contrario, rechaza que se financie en organismos internacionales de crédito, ante la presión y las críticas de legisladores por su apoyo a la posición del país frente a los llamados “fondos buitre”.

Hace dos semanas, se había dado una situación similar con el secretario del Tesoro, Jack Lew, ante legisladores de la Cámara baja. En esta ocasión, el discurso se repitió ante miembros del Senado, donde comparecieron dos funcionarios de segunda línea que fueron examinados como paso previo a asumir nuevas responsabilidades.

El planteamiento más duro lo hizo el ex candidato presidencial por los republicanos y hoy senador por Arizona John McCain, quien cuestionó duramente el comportamiento del gobierno de Cristina Kirchner. El demócrata Robert Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, no se quedó atrás.

El interrogatorio recayó en Mark Sobel, actual funcionario del Departamento del Tesoro y nominado como representante de Estados Unidos ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), y Mileydi Guilarte, propuesta para la misma responsabilidad ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“¿No es acaso cierto que, pese a que la Argentina supeditó voluntariamente la emisión de sus bonos de deuda a la jurisdicción de los tribunales norteamericanos, ahora su gobierno desafía sus fallos?”, atacó el senador por Arizona.

“¿No es acaso cierto también que todas las cortes han fallado en forma consistente en contra de la Argentina, siendo el caso más notorio el de la Corte de Apelaciones de Nueva York, que en forma unánime condenó al país?”, siguió McCain.

“¿No ve acaso la negativa argentina a negociar su deuda en default y el permanente litigio al que somete a inversores norteamericanos”, dijo, al abrir su turno de preguntas al aspirante al FMI.

El funcionario diferenció, una vez más, el criterio de poner freno al litigio de los holdouts de todo apoyo al “comportamiento” de nuestro país. “No convalidamos” sus acciones, expuso, en una posición que ilustró con la negativa a que el Gobierno busque financiamiento en organismos internacionales. “Por el contrario, hemos urgido a sus autoridades a que honren los compromisos con sus acreedores”, añadió. “Nuestro interés en el caso judicial concierne a un asunto más amplio que la Argentina en sí y que se vincula con la previsibilidad de los procesos de reestructuración de deuda”, insistió.

Antes del cuestionamiento de Lew y de Sobel, algo similar ocurrió con el secretario de Estado, John Kerry, quien, presionado por el republicano Mario Díaz Balart, llegó a decir que su cartera “no respaldaría” a la Argentina ante la Corte. “Definitivamente, no”, dijo Kerry, aunque luego voceros del Departamento de Estado intervinieron para matizar que esa puerta quedaba abierta en el caso de que los magistrados pidieran una opinión a la administración de Obama.

Temas de actualidad económica internacional son diariamente tratados por nuestros especialistas Federico Tessore y Diego Martínez Burzaco en el Neewsletter semanal y gratuito de Inversor Global. Si desea recibir información extra con pronósticos, opiniones y consejos, no deje de suscribirse. Si todavía no lo recibe, hágalo gratuitamente con un click aquí.

Deja tu respuesta