Es la estanflación, estúpido…

La frase original: “Es la economía, estúpido”, pertenece a James Carville, asesor de Bill Clinton durante la exitosa campaña en 1992. Sin embargo, con un simple juego de palabras, bien podríamos hablar del contexto argentino actual.

A diferencia de lo que sucedió en 2009, cuando sucumbíamos ante el malhumor internacional de la crisis que había estallado un año antes en Estados Unidos, en esta oportunidad  seremos los artífices de nuestro destino.

El freno de la economía se explicará por razones bien locales. Si bien en 2012 –con el freno de las inversiones y las exportaciones- ya el crecimiento se había enfriado, ahora vemos caer uno de los grandes pilares del modelo: el consumo.

Barajar y repartir de nuevo

El Banco Central subió las tasas (ahora se habla de que están próximas a bajar) y logró absorber parte de los pesos que inyectaba a través de la ayuda al Tesoro. La cantidad de dinero cayó por debajo del 20%.

“El correlato de la medida ha sido hasta ahora una fuerte retracción de la liquidez en el sistema bancario que ha redundado en un aumento en las tasas de interés para la captación de depósitos que ya se ha trasladado al costo de los créditos. Si bien esta política monetaria más restrictiva es una de las principales razones por las que el dólar en el mercado paralelo se mantiene relativamente anclado y ha evitado que los precios se espiralicen, la medida tiene un impacto directo sobre el consumo, y con ello, sobre el nivel de actividad”, advierten desde la consultora Abeceb.com. En este contexto, la entrega de préstamos al sector privado se redujo a menos del 29% anual.

En esta misma línea, hoy nos enteramos que la venta de autos continúa su caída en picada. De acuerdo con los datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA),  cayó un 35% interanual en abril. En lo que va del año, el retroceso es de 18%.

La bocanada de aire fresco que se esperaba que fuera la devaluación, poco efecto tuvo. Casi la mitad de la misma fue devorada por la inflación del primer trimestre. Las exportaciones industriales cayeron 11% en marzo y acumulan -en lo que va del año- una caída del 7%. Fíjese en la situación que describe el gráfico a continuación.

El panorama es claro para la consultora Analytica: “Todo indica que 2014 será el tercer año consecutivo de caída en la actividad. En marzo, la producción industrial registró la octava baja interanual consecutiva (-5,9%) y la peor performance desde agosto de 2002 (-3,1% en el acumulado del trimestre). La industria tampoco escapa con una retracción de 14% en la producción automotriz, en tanto que el resto de las ramas promediaron una baja de 1%. Incluso aquellos que exhiben subas como la industria siderúrgica y la textil, lo hacen debido a la baja base de comparación de 2013. Se espera que en los próximos meses la actividad terciaria se mantenga en una tendencia bajista debido a que se mantendrán las restricciones a las importaciones y la demanda seguirá anémica”.

Es la inflación

“Bancos recuperan la liquidez y comenzarían a bajar tasas”, se titula una columna de Ámbito Financiero de ayer.

Sin embargo, como adelantó el ex titular del Banco Central, Aldo Pignanelli, “el problema no es la tasa de interés, sino la inflación, que está llegando al 40% y eso presiona sobre la tasa”.

El economista recordó que la tasa de interés debe expresar la inflación esperada más una rentabilidad de capital, por lo que en términos reales (incluyendo la inflación en el cálculo), la tasa sigue siendo negativa.

“Muchas veces los diarios dan vuelta el problema, es la inflación lo que distorsiona todo y hasta que no se ataque, el resto de las variables se van a seguir comportando así”, remarcó en declaraciones a la prensa.

En las últimas horas, se filtró que el Gobierno prepara una batería de anuncios económicos para combatir el clima de ajuste que reina.

Entre ellos, la voz del mercado sostiene que se publicaría un dato más que positivo para la inflación de abril: se ubicaría por debajo de 2%.

¿El rumor se convertirá en noticia? ¿Ese dato reflejará la verdadera inflación o volverá la era del liquid paper al INDEC?

Hasta la próxima.

Saludos,

Ignacio. 

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;He received his medical degree in 1968 and began a one year internship at Carraway Methodist Hospital in Birmingham

Jordanian policewomen stand guard behind a picture of Jordanian King Abdullah during a rally in loyalty to the King and against the Islamic State (REUTERS)

His younger brother is head of the Jordan Football Association, and currently challenging Sepp Blatter to take over as head of FIFA.hermes sac
Les ruines nabat de P et ses touristes ne sont qu’ 40 kilom A la fin du mois de juin, une centaine de manifestants ont brandi ici la banni noire en jetant des slogans qui sonnaient comme un serment d’all : “Maan, la Falloujah [NDLR : la premi ville d’Irak dont se sont saisis les insurg de Jordanie, f l’Etat islamique en Irak et au Levant pour ses conqu “Da’ech [l’acronyme arabe de l’Etat islamique] compte des partisans Maan, affirme L’Express Mohammed al Chalabi, le leader local du courant sala fiste.mcm luggage
In a few minutes they were friends.hollister outlet

Deja tu respuesta