¿Cómo piensan los multimillonarios?

Por Mark Ford

Creador del Club para Generar Riqueza

Ésta es una pregunta que me hacen frecuentemente mis suscriptores. Y no me sorprende, porque yo mismo me cuestioné esto durante mucho tiempo.

Te voy a dar un ejemplo claro de la mentalidad de un multimillonario. Un hombre observa árboles que crecen al lado de la ruta y piensa que lucen lindos, todos cubiertos de nieve. Otro hombre mira los mismos árboles y piensa: “Estos árboles lucirían bien en los livings de la gente en Navidad. ¿Cuánto pagarían por ellos?”

El primer hombre tiene la mentalidad de una persona común. El segundo tiene la de un verdadero hombre de negocios.

En su libro The Prime Movers (Los principales impulsores), Edwin A. Locke nos proporciona una perspectiva interesante sobre la forma en la que piensa un verdadero hombre de negocios.

Locke sostiene que el sello característico de un emprendedor exitoso es una mente activa e inquisitiva. Los emprendedores más exitosos de la historia, dice, tenían este tipo de mentalidad. Mirá algunos casos:

  • Thomas Edison: Era una “especie de máquina de pensamientos”. Casi hasta el día en que falleció, su mente emanaba un torrente de ideas y podía llevar a cabo hasta 60 experimentos al mismo tiempo en su laboratorio”.
  • Steve Jobs: Bombardeó con ideas a la gente  -a sus inversores, directores, clientes, súbditos y a su CEO.
  • Henry Ford: “Estaba en cada detalle insistiendo en que hasta las cosas más pequeñas salieran bien… tenía una visión de cómo debería lucir su nuevo auto (el modelo T). De todo el trabajo duro, el análisis profundo y la improvisación surgió una máquina que fue, en su momento, el automóvil más simple y sofisticado del mundo”.

Mi amigo Bernard es un ejemplo de esto… 

Él vive en la ciudad de Manchester, en Inglaterra, y tiene el pensamiento de un verdadero hombre de negocios. Desde que lo conozco, hace más de 20 años, ha creado por lo menos una docena de empresas exitosas. Parecería que cada emprendimiento suyo es un éxito. Se ha convertido en una persona rica y sin embargo, su interés por hacer dinero nunca decayó.

En ese aspecto, él y yo somos muy diferentes. Yo me volví rico gracias a planificar y a trabajar muchas horas por día. Una vez que gané más de lo que necesitaba, dejé de prestarle atención.

Bernard gana dinero no sólo mediante negocios exitosos e inversiones inmobiliarias (mis vehículos principales) sino que también los hace comprando y vendiendo antigüedades, barcos, automóviles exóticos y relojes caros. Cada vez que lo veo, está con un auto distinto. Un mes, un Bentley. El siguiente, un Ferrari. Compra autos con poco uso, los disfruta y luego los vende para obtener una ganancia. Se ha convertido en un experto en trueques y permutas. Nunca paga el precio inicial de nada. Sabe cómo obtener el mejor precio y le encanta ese juego.

Tal vez Bernard no tenga mi patrimonio neto, pero tiene más que suficiente para vivir el resto de su vida y disfruta de ganar todo ese dinero. Lo admiro por eso. Me gusta hablar con él acerca de sus últimos negocios. Su entusiasmo es contagioso. También me avergüenza cuando me doy cuenta de que paga una fracción de lo que yo pago por casi todas las cosas.

¿Y si no tengo esa mentalidad?

Estoy convencido de que la gente como Bernard tiene una mentalidad muy especial. Como Edison, Jobs y Ford, su cabeza funciona de manera diferente. La inteligencia pura no es el tema. Bernard tiene, lo que yo llamo, la mentalidad de un multimillonario. También la he denominado la Mentalidad de un Rico.

Algunas observaciones preliminares

Para empezar, a continuación te enumero algunas observaciones que he hecho luego de estudiar a mis amigos con mentalidad de multimillonarios y de leer acerca de generadores de riqueza como Jobs, Edison y Ford.

  • A una persona “normal” le preocupa su ego. Cuando trata de resolver un problema que realmente no entiende, aparenta entender las causas básicas y no intenta descifrar lo que el resto piensa. Una persona con la mentalidad de un millonario hace preguntas incesantemente. No tiene ego en lo que hace a aprender. Sabe que el conocimiento es poder.
  • Una persona “normal” tiene la mentalidad de un consumidor. Observa un producto nuevo que se ha puesto de moda y piensa que le gustaría tener uno. Una persona con la mentalidad de un multimillonario tiene la mentalidad de un emprendedor. Observa el producto y piensa, “¿Cómo puedo producir esto o algo similar en mi propia industria?”.
  • Una persona “normal” está enfocada en el deseo. Sueña con ganar un montón de dinero. Una persona con la mente de un multimillonario se basa en la realidad. Siempre analiza su propio éxito y el de otros y se pregunta cómo puede aprender de éste.
  • Cuando una persona “normal” se enfrenta con una idea desafiante, piensa en todas las razones por las cuales no funcionaría. Una persona con la mentalidad de una millonario ve el potencial en ella y deja de lado los problemas hasta que tiene una perspectiva clara de cómo llegaría al éxito.
  • Una persona “normal” se resiste a los cambios. Una persona con la mentalidad de un multimillonario los acepta.
  • Una persona “normal” observa al dueño de una empresa exitosa y piensa, “Este tipo tiene suerte” o “Este tipo es un sinvergüenza”. Una persona con la mentalidad de un multimillonario piensa, “¿Cuál es el secreto? y ¿cómo puedo hacer eso?”

Podés empezar con tu transformación mental para lograr la mentalidad de un multimillonario estudiando esta lista y evaluando tus propios impulsos. Debés ser honesto. Identificar los hábitos que no tenés y tratar de desarrollarlos. En vez de tomarlo como un trabajo, tómalo como algo divertido.

Si implementás mis sugerencias, podrás “mejorar” tu cerebro para que te permita tener el estilo de vida que esta gente tiene.

Y si realmente te interesa desarrollar tu mente de millonario mi recomendación final es que no dejes de formar parte del Club para Generar Riqueza de Inversor Global. Se trata de una iniciativa única y revolucionaria que acerca el mundo de la riqueza a personas como vos. Podés suscribirte ahora mismo haciendo clic aquí.

Mark Ford es uno de los creadores de la disciplina conocida en los Estados Unidos como Generación de Riqueza. Junto a Tom Dyson creó el afamado newsletter financiero The Palm Beach Letter. Bajo el seudónimo “Michael Masterson” ha publicado más de
dos mil ensayos y 8 libros sobre hábitos y prácticas financieras. Dos de ellos, “La Promesa” y “Los 9 secretos que todo generador de riqueza debe conocer” han sido mundialmente aclamados y traducidos a varios idiomas. Además de ser uno de los referentes del Palm Beach Wealth Builders Club, es uno de los autores y principales referentes del Club para Generar Riqueza de la Argentina, donde revela oportunidades sobre nuevas fuentes de ingresos en dólares a sus suscriptores. 

Deja tu respuesta